Despliega el menú
Zaragoza

La DPZ pone en marcha una oficina de turismo en el torreón medieval de Navardún

La fortaleza gótica cuenta con un centro de interpretación sobre los reinos de Aragón y Navarra.

La vicepresidenta primera de la Diputación de Zaragoza, Teresa Ladrero.
La DPZ pone en marcha una oficina de turismo en el torreón medieval de Navardún
DPZ

La Diputación de Zaragoza ha presentado este viernes la nueva oficina de turismo que ha puesto en marcha en el torreón medieval de Navardún.

El torreón es un bien de interés cultural (BIC) propiedad de la institución provincial que terminó de restaurarse en 2011 y que además cuenta con un centro de interpretación sobre los reinos de Aragón y Navarra como territorio de frontera en la Edad Media.

Ambos equipamientos se abrirán de viernes a domingo y festivos en alguna de las dos comunidades.

“Hasta ahora el centro de interpretación solo podía visitarse en momentos puntuales y gracias a voluntarios, así que con la apertura de esta nueva oficina de turismo conseguimos un doble objetivo: potenciar las visitas a Navardún y a toda la Val de Onsella y poner en valor un patrimonio de enorme valor histórico y cultural", ha destacado durante el acto de presentación la vicepresidenta primera de la Diputación de Zaragoza, Teresa Ladrero.

La vicepresidenta ha apuntado que esto se ha realizado "en una de las zonas de la provincia de Zaragoza más castigadas por la despoblación”.

Según los últimos datos oficiales de población, los nueve municipios de la val de Onsella (incluido Petilla de Aragón) suman solo 329 habitantes empadronados. “Entre ellos está Bagüés, que ahora mismo tiene el triste récord de ser el pueblo de Aragón con menos vecinos", ha señalado Ladrero.

El diputado delegado de Turismo, Bizén Fuster, ha indicado que “el turismo es una importante fuente de ingresos y una herramienta para asentar población".

1,5 millones de inversión

La torre gótica de Navardún, que es de planta cuadrangular y tiene 26 metros de altura, fue construida en el siglo XIV presidiendo un conjunto fortificado del que hoy solo quedan algunos vestigios.

La Diputación de Zaragoza la adquirió en 1981 y la salvó de la ruina sometiéndola a un proceso de restauración por fases, afirman en nota de prensa.

En total, la inversión realizada por la Diputación en la torre alcanza los 1,5 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios