Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los nuevos tramos de carril bus mejoran ligeramente las frecuencias de las líneas con más demanda.

Los vehículos de la 24, la 32 y la 35 completan sus servicios un 10% más puntuales de lo que lo hacían hace dos años.

La prioridad semafórica de los buses se probará en febrero
Los nuevos tramos de carril bus mejoran ligeramente las frecuencias de las líneas con más demanda.
Raquel Labodía

No han sido la famosa ‘purga de Benito’, pero al menos sí han servido para hacer más llevadera la espera cotidiana. La construcción de nuevos tramos de carril bus el año pasado ha servido para que algunas de las líneas con más demanda (la 24, 35 o 32) hayan mejorado sus frecuencias de paso. La concejal responsable de Movilidad, Teresa Artigas, aseguró ayer que en los últimos doce meses se ha logrado que toda la red de autobús urbano sea un poco más puntual e informó de que se ha pasado de un 79% de puntualidad en 2015 –no se toman de referencia datos de 2016 dado que fue el año de la huelga– a un 82% en la actualidad. Esto implica, como también recordó ayer la oposición, que dos de cada diez buses siguen llegando tarde a su cita con los usuarios y que, por tanto, aún existe mucho margen de mejora.

Sí es cierto que los índices de fiabilidad han aumentado en las líneas con más demanda de la red. La 24 y la 35 son las que más preocupaban en el área de Movilidad y, poco a poco, mejoran sus notas "gracias a la construcción de nuevos tramos de carril bus y a la instalación de plataformas de acceso", dijo ayer Artigas.

La 24, que cruza Zaragoza de este a oeste (Las Fuentes-Valdefierro) y es una de las líneas más largas de la red, ha pasado de tener un índice de puntualidad del 66% a otro del 73%. La 24 transporta a unos 20.000 usuarios al día y su frecuencia de paso, aunque está fijada en 6 minutos, suele resentirse y obliga a esperas de más de 8 minutos bajo las marquesinas.

Por su parte, la 35 había sido tradicionalmente una de las líneas más insufribles y hace dos años prácticamente la mitad de sus expediciones llegaban tarde a su cita con los viajeros. Ahora, el extenso itinerario que conecta Parque Goya con Vía Hispanidad ha pasado de un 63% de efectividad a un meritorio 71%.

Este milagro se ha obrado ganando algunos metros de carril bus en distintos puntos de la ciudad: en el último año se han incorporado espacios segregados para el transporte público en la plaza de España, en Hernán Cortés y en Conde de Aranda, donde las líneas 23, 33, 34 y 52 (que suman al año más de 16,6 millones de usuarios) se benefician de 130 nuevos metros de carril bus.

Mención aparte merece la vía específica creada en el paseo de la Constitución –donde se ha reducido a la mínima expresión el tráfico privado– y que ha permitido que la línea 32 (que transporta al año a más de cinco millones de viajeros) también mejore sus frecuencias (del 67% de efectividad en 2015 al 76% en la actualidad).

Problemas persistentes

Artigas ofreció ayer estos datos durante la comisión del área, en la que la concejal socialista Lola Ranera le instó a que abordara "de una vez por todas y en serio" la actualización del Plan de Movilidad Sostenible. Ranera dijo que se fiaba de las cifras, pero también apuntó que al PSOE le constan "quejas de usuarios por la impuntualidad de algunas líneas como la 38". Los buses de la 39 y de la 42 también se encuentran entre los que prestan un servicio más irregular, con unos grados de eficiencia en torno al 72%.

¿Qué nuevas medidas podrían adoptarse para continuar mejorando la red de buses de Avanza? En las reuniones que se han ido celebrando en los últimos meses entre los técnicos municipales y asociaciones de vecinos se han puesto sobre la mesa varias propuestas. Una de ellas pasa por instar a la Policía Local a prestar una especial vigilancia para evitar dobles filas en los carriles bus. También se confía en que los nuevos coches híbridos que se han incorporado a la flota no solo resulten más eficientes medioambientalmente sino que también cubran sus trayectos con menos dificultades (y achaques) que los autobuses viejos y sean más puntuales.

Igualmente se han procurado pequeños cambios en algunos cuadros de marcha, si bien aún está por incorporarse una medida estrella como es la implantación de prioridad semafórica para algunas líneas y cruces concretos que están en estudio. La intención es que una treintena de buses pertenecientes a dos líneas tengan preferencia en diez cruces de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión