Despliega el menú
Zaragoza

Heraldo Saludable

La solidaridad se escribe entre fórmulas magistrales

El boticario de Tabuenca ha escrito una novela que se venderá en farmacias de toda España. El dinero recaudado financiará los medicamentos a quienes no pueden costearlos,

Daniel de María atiende cada día a los vecinos de Tabuenca en su farmacia.
Daniel de María atiende cada día a los vecinos de Tabuenca en su farmacia.
Heraldo

Esta es la historia del boticario de un pequeño pueblo que, rodeado de fórmulas magistrales, albarelos y dosificadores de pastillas, decidió aprovechar su tiempo libre para unir dos de sus grandes pasiones: la escritura y la solidaridad. Paso a paso y letra a letra, Daniel de María, el farmacéutico de Tabuenca, acaba de publicar su quinta novela. Un libro que podrá comprarse en farmacias distribuidas por toda España y con el que espera ayudar a quienes no pueden costearse los medicamentos que necesitan.

Daniel dejó la provincia de Barcelona y buscando una farmacia aterrizó en 2004 en Tabuenca, un pueblo con un entorno que, como él mismo dice, le enamoró. En la comarca de Campo de Borja no solo encontró un trabajo, sino también la vida tranquila del invierno en un lugar con poco más de 300 empadronados, lo que le permitía sacar tiempo para meterse de lleno en la escritura.

"Siempre me había gustado escribir y como aquí en invierno tengo más tiempo, decidí hacerlo y luego traté de buscar ayuda para mi primer proyecto solidario. Todos se han centrado en los tres pilares que más me interesan: salud, educación e infancia", cuenta.

Asegura que ‘colocar’ su primera novela no resultó nada fácil: "Llamé a muchas puertas al principio hasta que di con una entidad que me encajó, que confió en mi proyecto y que me daba garantías. Esta fue la Fundación Juan Bonal de Zaragoza", añade Daniel. Gracias a ellos publicó ‘Un etcétera después’, novela que protagonizan un grupo de amigos de Tabuenca, con la que consiguió costear el material para una escuela rural de Costa de Marfil. Agotaron la edición y, satisfecho con lo conseguido, volvió a dar rienda suelta a su imaginación. "Llevo cinco acciones solidarias en cinco años", cuenta, con las que ha llegado a países como Nicaragua o Haití.

El destino solidario de su última novela, ‘Dos corriendo por tres calles’, es, esta vez, España. "Intento buscar proyectos dentro del Programa de Asistencia Farmacéutica para el Cuarto Mundo de la oenegé Farmacéuticos Sin Fronteras. Con este, esperamos poder costear los medicamentos a personas que no tienen posibilidad de pagarlos. Las ayudas las distribuyen las oenegés y los servicios sociales", añade el autor del libro, que puede conseguirse en su botica y en otras 15 de provincias como Zaragoza, Huesca, Madrid, Valencia, Alicante o Vizcaya.

Se han editado 500 libros gracias a la colaboración de la editorial aragonesa Edelvives, "que lleva varias campañas colaborando y brinda los talleres para hacerlo a un precio muy reducido". En esta ocasión, la distribuidora farmacéutica Novaltia –también aragonesa– ha financiado la tirada. Los libros se venden a 10 euros y las boticas pueden unirse a la iniciativa a través de Farmacéuticos Sin Fronteras. "Por el momento, nunca hemos hecho una segunda edición porque hay que garantizarse la venta. Para nosotros, la novela será de éxito si conseguimos nuestro objetivo", añade. "En algunos casos he tenido ‘feedback’ por carta de los beneficiarios de algún proyecto, algo que es muy gratificante, sobre todo ahora que se han conocido proyectos solidarios fraudulentos", concluye Daniel.

Etiquetas
Comentarios