Despliega el menú
Zaragoza

Gran movimiento de gimnasios en Zaragoza en los últimos seis meses

Desde septiembre han abierto, o están a punto de inaugurarse, cinco nuevos centros. Tres de ellos son de bajo coste.

Una clase del gimnasio.
Una de las clases del gimnasio Parque Alameda de Huesca.
Heraldo

La capital aragonesa está registrando desde hace medio año un movimiento de gimnasios inusual. Desde el pasado mes de septiembre, han abierto o han anunciado su próxima inauguración, cinco nuevos centros de ocio y deporte. Tres de ellos pertenecen al segmento del ‘low cost’, un tipo de instalaciones que se están imponiendo en las grandes ciudades españolas y europeas por sus bajos precios y la flexibilidad de acceso.

Cuando a finales de abril abra sus puertas el Smilefit de Grancasa, será el tercero de bajo coste que habrá inaugurado instalaciones desde septiembre del año pasado. Esta misma cadena ya puso en marcha, en septiembre de 2016, otro Smilefit de similares características en la calle de Santander. Esta nueva firma de gimnasios, de capital aragonés, comparte socios con el grupo Coliseo, que gestiona otros tres centros en la ciudad (de categoría prémium).

Por último, la cadena Viva Gym ha construido su segundo gimnasio en la calle Hernán Cortes (en las antiguas cocheras de Ágreda). Este centro está aún en obras y prevé su inauguración para el 27 de marzo. Esta firma cuenta ya con otra instalación para hacer gimnasia en el barrio del Actur (en el World Trade Center), que abrió sus puertas hace tres años.

Los tres gimnasios ‘low cost’, con tamaños de entre 1.500 y 2.000 metros cuadrados, salen al mercado con ofertas iniciales de precios por debajo de los 20 euros al mes. Aunque las tarifas y las matrículas de entrada suelen modificarse posteriormente. Además de estos tres, en los últimos meses han surgido en distintos puntos de la ciudad otros dos gimnasios de nivel medio o alto.

Holiday Gym se estrenó en Zaragoza a finales de 2016 (abrió sus puertas junto al centro comercial Augusta). Este macro gimnasio, de 4.000 metros cuadrados, pertenece al segmento alto, tanto por precio como por instalaciones (las tarifas, variables según lo que el cliente busque, comienzan a partir de los 30 euros).

Por último, White Gym, instalado en Vía ibérica (en la antigua nave del concesionario de automóviles Zarcon) se reinauguró a mitad de 2016. Abrió hace aproximadamente un año, cambió de propietarios en septiembre y reorientó su estrategia.

Etiquetas
Comentarios