Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Detectan que otras incubadoras se abren desde dentro con "suma facilidad"

El accidente en el que resultó herida una bebé ha puesto en alerta sobre el estado de las incubadoras del Clínico.

El accidente en el que resultó herida de gravedad la sietemesina ha puesto en alerta al Salud del preocupante estado en el que se encuentran las portezuelas de algunas de la incubadoras del Clínico. Porque aunque la máquina de la que se cayó la niña ha sido retirada y está precintada en un almacén, la inspección interna ha podido comprobar que hay otras incubadoras que se están utilizando pese a que sus escotillas se abren desde dentro con una presión mínima.

La propia médico encargada de investigar el accidente concluye su informe haciendo una propuesta para que se lleve a cabo "una revisión exhaustiva de todas las incubadoras, emitiendo un informe técnico sobre la seguridad de las mismas y retirando todas que entrañen el más ligero peligro".

Para la responsable de la investigación resultó determinante la visita efectuada a la unidad de Neonatos del Clínico tras el accidente, ya que al inspeccionar una máquina de las mismas características de la retirada vio que al presionar una escotilla desde dentro se abría "con suma facilidad y total apertura".

A raíz de aquello, se decidió encargar un estudio técnico para ver qué fuerza era necesaria ejercer para que se abrieran las ventanillas. La conclusión fue sorprendente, ya que algunas escotillas precisaban de una presión de hasta 9 kilos, mientras que otras se vencían con tan solo 1,8 kilos.

Durante los interrogatorios, el personal de la unidad llegó a referirse a la antigüedad de las incubadoras como un problema. La máquina en la que se hallaba la niña que se precipitó al sueño tiene 24 años, pero había pasado una inspección tres meses antes y fue considerada apta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión