Zaragoza
Suscríbete por 1€

Javier Masip: "Soy el único doble equilibrista del mundo"

Sus 82 años no impiden al alfajarinense impresionar con sus acrobacias y triunfar en programas televisivos como Got Talent.

Reportaje sobre Javier Masip publicado en HERALDO DE ARAGÓN por Alfonso Zapater, con fotos de Juan J. Misis, el 21 de diciembre de 1976.
Reportaje sobre Javier Masip publicado en HERALDO DE ARAGÓN por Alfonso Zapater, con fotos de Juan J. Misis, el 21 de diciembre de 1976.

Hizo que cientos de personas saltaran de sus asientos con el corazón en un puño tras su intervención en el programa de televisión 'Got Talent' en enero, y aunque su rostro no sea conocido por muchos, Javier Masip, zaragozano de 82 años natural de Alfajarín, asegura que "ha llovido mucho" desde que descubrió y comenzó a desarrollar su ingenio como acróbata y equilibrista de forma autodidacta.

"Cuando tenía 12 años, mis padres me llevaron a Zaragoza para trabajar en un establecimiento del Arrabal en el que se compraban y vendían todo tipo de animales, y estuve ahí hasta que cumplí los 20 años sin cobrar; solo recibía ropa y comida", explica.

Cada día, Masip escuchaba con tristeza cómo otros niños jugaban al fútbol en una calle colindante. "A mí nunca me dejaron salir; solo podía trabajar, trabajar y trabajar", recuerda con tono elevado. Pero entonces no sabía que pronto descubriría algo que cambiaría el curso de su rutina.

"Cuando tenía 9 años, mis padres, mi hermano y yo íbamos en carro desde Alfajarín a Zaragoza para asistir al circo durante las fiestas del Pilar, y me encantaba; cada vez que iba lloraba hasta tal punto que mi padre me regañaba", dice.

Unos días después de asistir a uno de los espectáculos, Masip trató de imitar a sus ídolos circenses en un momento en el que sus jefes se habían ido. "Cogí varios ramales de vacas, los entrelacé y los até a dos pilares para subirme encima y, oye, ¡que me tenía, pero si dicen que esto es lo más difícil que hay!", cuenta orgulloso.

Desde entonces, cuando nadie le veía, el alfajarinense ponía en práctica sus habilidades. "Cada cierto tiempo, improvisaba algo nuevo y, al final, terminé ordeñando las vacas mientras sostenía con mi boca la escoba con la que barría la cuadra", detalla, al tiempo que ríe al recordar los sustos que les daba a los animales cuando se le caía al suelo.

A los 20 años, volvió al pueblo con sus padres y su hermano para dedicarse por completo a la agricultura y aunque nunca dejó de sorprender a sus amigos con actuaciones improvisadas en la calle, no fue hasta cumplir los 27 años cuando su popularidad se extendió por toda la localidad.  

"Me casé y construí un almacén para guardar el tractor, y cuando lo terminé, el cura del pueblo me preguntó si podía cederle los dos sábados siguientes este espacio para organizar una obra de teatro y así recaudar dinero", apostilla.

Masip aprovechó la ocasión para hablarle sobre sus números circenses y, después de hacerle una demostración, acordaron organizar una actuación al finalizar la función. "La gente se quedó boquiabierta y pronto fui reconocido por todos el pueblo", dice.

Su salto a la fama local se debió gracias a HERALDO DE ARAGÓN. "Vinieron a Alfajarín Alfonso Zapater y otros dos periodistas para hacer un reportaje titulado 'Agricultor, artista de circo y autodidacta: lo que no se ha visto nunca', en el que se informaba sobre lo que hacía y, tras publicarse, me llamaron de Madrid para participar en un programa de José María Íñigo", esgrime.

Reportaje sobre Javier Masip publicado en HERALDO DE ARAGÓN por Alfonso Zapater, con fotos de Juan G. Misis, el 21 de diciembre de 1976.

Desde entonces, su popularidad no ha dejado de extenderse gracias a la invitación que ha recibido para participar en espacios televisivos dirigidos por María Teresa Campos, Jesús Hermida, Javier Basilio, Ana García Lozano, Emilio Aragón, Javier Sardá, Pepe Carro o  Ana Rosa Quintana, entre otros. "Además, el año pasado salí en 'España Directo' y he participado dos veces en 'Tú Sí Que Vales'", añade.

Aprovechaba esos programas para mostrar los nuevos ejercicios que improvisaba en su almacén con cualquier tipo de material. "Un día, se me ocurrió coger un puntal de acero y, como había visto en el circo a los rulistas, decidí poner una tabla sobre él y, ¡oye, que pasaban los minutos y mantenía el equilibrio perfectamente!", apostilla.

También comenta que, al poco tiempo, era capaz de hacerlo mientras sostenía una escoba con la boca. "Desde entonces, soy el único doble equilibrista del mundo, y la cosa no se queda ahí, porque también he sido capaz de mantener hasta 24 cajas con la boca y batir, de esta forma, el récord guiness, aunque no quise obtener el título porque tenía que pagar 19.000 pesetas", detalla.

Sus capacidades han llegado a oídos de los altos cargos del mundo de las acrobacias y en los últimos años varios circos le han propuesto unirse a la plantilla de artistas. "Me podría haber ganado la vida con esto porque me han llegado ofertas del Circo Atlas, del Ruso, del Mundial e incluso del Circo del Sol, pero rechacé todas porque no quiero alejarme de mi mujer", señala.

Además, afirma que, gracias a lo que aprendió de joven en Zaragoza, le ha ido muy bien en la agricultura. "De hecho, mis tres hijos son licenciados universitarios, algo de lo que me siento muy orgulloso; en el pueblo no hay nadie que tenga a los tres con carrera", asegura.

A pesar de su edad, Masip cuenta que se siente joven y orgulloso de sí mismo. "Todos los días hago 32 abdominales, 100 ejercicios de brazos y 22 de cuello, algo que recomiendo a todas las personas que tienen mi edad para ganar vitalidad", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión