Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Casi tres años de lucha por un paso de peatones en Santa Isabel

Vecinos del barrio batallan por la instalación de un paso en el cruce de la calle Mamblas con la avenida del Real Zaragoza, tramo de la A-129, para evitar el “riesgo de atropello” de los escolares que la cruzan.

Cruce de Santa Isabel en el que se reclama un paso de peatones.
Cruce de Santa Isabel en el que se reclama un paso de peatones.
Susana Caballero

“En mayo de 2014 solicité la instalación de un paso de peatones en el cruce de la calle Mamblas con la avenida del Real Zaragoza”, recuerda Antonia Domenech, vecina de Santa Isabel y residente en la primera vía. Sus razones: evitar el “riesgo de atropello” de aquellos escolares que cruzan cada día este tramo de la A-129, carretera autonómica, para ir hasta el colegio Espartidero o el instituto Ítaca y, al mismo tiempo, acabar con la “incomunicación” de los vecinos que viven en el Camino de La Loma o el Camino del Encuentro, por ejemplo, dada la “lejanía del paso de peatones más próximo”.

Para atravesar este vial de forma segura, “tenemos que andar obligados hasta la mitad de la avenida, donde concluye el trayecto de la línea del autobús urbano 32, cruzar allí y volver”, explica Domenech. Esto supone, dice, recorrer una distancia añadida de unos 300 metros, “más, en el caso de los puntos y viviendas más alejados”, apunta.

Su hija tiene nueve años y no acude sola al colegio. “Somos muchos los padres afectados que utilizamos el coche aunque el centro está a diez minutos, pues tenemos tres opciones: o ir en coche, o cruzar mal o darnos un soberano paseo con frío, aguas, nieblas y cierzo”, relata. “Aunque son vías pacificadas, los vehículos que vienen de la rotonda que conecta con la carretera de Villamayor salen a mucha velocidad y están muy cerca de poblado”, valora sobre el peligro de salvar la avenida.

Llamadas, conversaciones con el servicio de Movilidad Urbana del Consistorio, con el de Conservación e Infraestructuras, asistencia a plenos de las juntas municipales y hasta una recogida de firmas entre los vecinos y en el colegio… Esta vecina de Zaragoza cuenta que no ha dejado de luchar por tratar de conseguir ese paso de cebra. “Estamos cruzando y jugándonos la vida. Por nuestra parte, mal hecho, pero somos los últimos vecinos del barrio y nos sentimos olvidados. Están esperando a que pase algo para pintar cuatro rayas”, afirma Antonia, quien agrega que el hacer uso del camino escolar para ir al colegio supondría para los residentes en ese entorno tener que llegar hasta la avenida de Santa Isabel.

“Una responsable, en representación de la titularidad de la vía, me dijo el año pasado que el asunto dependía de que la alcaldía lo reclamase; y en alcaldía me han dicho que está solicitado”, ahonda indignada por tener la percepción de que “se están lanzando la pelota de unos a otros”. “No sé qué más hacer, no comprendo por qué un expediente tarda dos años en moverse y si hay un informe favorable, no entiendo por qué no se ejecuta”, concluye.En la carta a los Reyes Magos

El ansiado paso de peatones también formó parte estas Navidades de la lista de peticiones de la reivindicativa carta a los Reyes Magos que redactaron en la asociación vecinal Santa Isabel Tuya. Ya en 2015 el colectivo solicitó este espacio en la calzada para que fundamentalmente los escolares pudieran cruzar por él y tomar después la avenida de Estudiantes. Su instancia tuvo la siguiente respuesta del Servicio de Movilidad Urbana, ya en 2016: “Desde este servicio se comunica que se están realizando las gestiones necesarias con el titular de la vía para la disposición del paso solicitado”.

“Muchas personas están cruzando mal por este tramo de la carretera autonómica, algunos tienen que sortear quitamiedos, una mediana… y la velocidad de los vehículos supone un peligro”, indica Luis Huerto, miembro de la AVV. En la asociación valoran que este asunto, que también ha tenido su espacio en el proceso de propuestas ciudadanas de los presupuestos participativos y que volvió a abordarse en la última comisión de Urbanismo de la Junta Municipal, “no supone una obra de coste muy elevado y lo más importante es la seguridad de las personas”, concluye Huerto.

Por su parte, desde el Consistorio zaragozano aseguraban este jueves que el gobierno municipal “tiene previsto actuar para instalar el paso de peatones en las próximas semanas, al haber llegado ya el informe de la DGA”, titular de la vía, que autoriza a poder llevarlo a cabo en el punto solicitado y rebajar las aceras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión