Despliega el menú
Zaragoza

ZEC, PSOE y CHA salvan el presupuesto pero sin dar garantías de estabilidad al Ayuntamiento

La izquierda aprueba las cuentas, pero sigue sin resolver sus diferencias ni anunciar nuevos pactos. PP y C’s rechazan el programa económico por "no atender los problemas de los ciudadanos".

Fernando Rivarés (ZEC) dialoga con Javier Trívez (PSOE), con Leticia Crespo y Carmelo Asensio (CHA) al fondo.
ZEC, PSOE y CHA salvan el presupuesto pero sin dar garantías de estabilidad al Ayuntamiento
oliver duch

Después de semanas de confrontación en la izquierda, Zaragoza tendrá presupuestos con los votos de ZEC, PSOEy CHA. Pero pese al acuerdo, los tres partidos confirmaron que no hay bases para forjar una mayor estabilidad en el Ayuntamiento y que las relaciones seguirán marcadas por la desconfianza. Y frente a la alianza temporal de la izquierda, la oposición dejó claro su rechazo a unas cuentas que según el PP "son las peores de la historia".

La comisión de Economía dio vía libre a la aprobación inicial de los presupuestos de 2017, que suman gastos por 724 millones, en el pleno del próximo lunes. La sesión comenzó en un clima de tensión, entre otros motivos porque la oposición conoció las 35 transacciones de ZEC, PSOE y CHA minutos antes del debate.

La discusión se inició con la aprobación de la propuesta de ZEC de retirar las 14 plazas del 010 de la plantilla. Sin este acuerdo, el PSOE habría tumbado el presupuesto. Tras la rectificación y después de una hora de receso para analizar las transacciones, el concejal de Economía, Fernando Rivarés, aplaudió el pacto.

Dijo que "mantiene las esencias" de los "proyectos estrella" del gobierno, pero que "respeta" los de PSOE y CHA. Destacó la inclusión de iniciativas de ZEC como la ampliación del servicio Bizi (1,2 millones) o la mejora de la zona de los depósitos de Pignatelli (300.000). "Con las propuestas de los tres grupos el presupuesto mejora", afirmó Rivarés, que llegó a hablar incluso "del presupuesto del cambio".

"El diálogo es poderoso"

Al margen de los calificativos pomposos, Rivarés se aferró a la mejora de un 65% en las previsiones de inversión o en un volumen global de gasto social de 101 millones de euros para defender las cuentas. Indicó que se reducirá el pago de intereses de la deuda y que incluso este ejercicio se logrará reducir el endeudamiento hasta el máximo establecido por la ley (110%). Se mostró "orgulloso" por el acuerdo."El diálogo es poderoso", sentenció.

Pero no pudo evitar confirmar que pese al acuerdo presupuestario y la retirada de los puestos del 010 de la plantilla, este asunto retornará al debate público, por lo que volverá la confrontación, sobre todo con el PSOE. "ZEC no renuncia al rescate del 010 ni a los proyectos de municipalización. Es una cuestión de principios", declaró Rivarés.

En el debate, PSOE y CHA guardaron las apariencias, porque era el día del pacto. Pero eran conscientes de que el presupuesto no resolverá la mala relación de los grupos de izquierdas desde la investidura de Pedro Santisteve en junio de 2015. Tras la aprobación de las cuentas, el concejal socialista Javier Trívez resumió sus expectativas: "Si no se cambia, será un punto y seguido. Ya llevamos dos años, tampoco tenemos mucha confianza en que el acuerdo signifique un mundo maravilloso, de concordia, de unión y de amores y de ‘happy flower’". Carmelo Asensio, de CHA, lo remató: "Salimos del paso, que no es poco, pero con el presupuesto. No es un camino de rosas y seguramente no lo será".

Pero a la espera de que vuelva la guerra, socialistas y nacionalistas actuaron por una vez como socios de ZEC. Eso sí, no pudieron evitar sus referencias a la situación de bloqueo del presupuesto del Gobierno autonómico PSOE-CHA por parte de Podemos, que ha sobrevolado toda la negociación municipal. "Nuestro ejercicio de responsabilidad debería ser ejemplo en otras instituciones", dijo Asensio.

Para Trívez, la estrategia política del PSOE ha estado guiada por "un axioma": tener presupuesto. Tras quejarse de "las desavenencias forzadas" por el gobierno a propósito del 010, "que no han favorecido el acuerdo", el edil destacó sus aportaciones a las cuentas, sobre todo con proyectos como la prolongación de Tenor Fleta (920.000 euros) o el plan local de comercio (370.000). En total, 4,5 millones que se suman a los 3,8 ya incorporados en el borrador. Eso sí, con el PP y Ciudadanos (C’s) impidió que el gobierno recortara la acción de control de la oposición al impedir la modificación de las bases de ejecución del presupuesto

Asensio quiso presentarse como "argamasa" de la izquierda y defendió su voto a favor de un presupuesto "equilibrado". Incluye partidas por 5,2 millones, entre las que destacan la imprenta Blasco (349.000), el plan director de Averly (100.000), la oficina antifraude (220.000) o la recogida selectiva de residuos orgánicos (500.000). "Es el mejor presupuesto posible", dijo.

"Un espectáculo bochornoso"

La izquierda tumbó las enmiendas a la totalidad de PP y C’s, que criticaron que las cuentas "no atienden los intereses de los ciudadanos". El portavoz popular, Jorge Azcón, fue muy duro y habló de una negociación "a mamporrazo limpio" que ha sido "un espectáculo bochornoso" por el conflicto del 010. Pero incidió en el resultado. Tras decir que PSOE y CHA apoyan al gobierno a cambio de "migajas", aseguró que es "el presupuesto de las ideas felices que no se van a hacer".

Destacó que la izquierda no habla de los servicios esenciales, como el transporte y la limpieza, porque "lo único que les importa es el presupuesto de Lambán". "El peor gobierno de la historia va a ejecutar el peor presupuesto de la historia", declaró Azcón.

Para Ciudadanos, que sorprendió al ver aprobadas varias de sus enmiendas con los votos de PP y PSOE, la izquierda "no debería sacar pecho". Según su portavoz, Sara Fernández, ha aprobado las cuentas "a trompicones".

Etiquetas
Comentarios