Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

#YoComproEnAragón

¿Qué problema hay con la Cincomarzada y el Jueves Santo?

La propuesta es no abrir para la Cincomarzada ni en Semana Santa y hacerlo el 2 de abril y el 11 de junio.

La calle del Tozal combina comercios tradicionales con franquicias de nueva implantación.
La calle del Tozal combina comercios tradicionales con franquicias de nueva implantación.
Jorge Escudero

La apertura de comercios en festivos vuelve a ser asunto de debate. Después del 'conflicto' planteado por la orden del Gobierno de Aragón respecto a la apertura de establecimientos alimenticios, el Ayuntamiento de Zaragoza debe decidir si permite dos modificaciones (que por ley puede realizar) propuestas por los sindicatos. Cada verano, el Gobierno de Aragón, de manera conjunta con sindicatos y representantes de comerciantes (tanto de grandes superficies como de pequeños comercios), decide cuáles serán los festivos de apertura del año siguiente. Sin embargo, parece que en esta ocasión no ha acertado en exceso.

Los sindicatos CC. OO., OSTA y UGT han presentado al Ayuntamiento de Zaragoza una propuesta para cambiar los dos días que les permite la legislación. La idea sería que en vez de que se abriera el 5 de marzo y el 13 de abril (Jueves Santo), lo hicieran el 2 de abril y el 11 de junio. “El objetivo es intentar conciliar de la mejor manera posible la vida laboral y profesional de los trabajadores del comercio, ya que son dos días en los que hay puente”, especifica Roberto Seral, responsable comercio de OSTA. Además, recalca que estas festividades (la primera propia de Zaragoza) deberían ser jornadas para disfrutar en familia, bien en el parque o en las procesiones.

Asimismo, David Martín, de UGT Aragón, asegura que, al ser unos días tan especiales, no suele haber mucho movimiento en los comercios. “La gente está pensando en celebrar la Cincomarzada, no en ir a comprar. Lo mismo ocurre para Semana Santa, aparte de que se van muchas personas, los pocos que se quedan siguen las procesiones”, recuerda. De hecho, puntualiza que es comprensible abrir el 13 de abril en otras zonas de la comunidad, como el Bajo Aragón, donde se reciben muchos turistas y pueden ser buenos días para el comercio; pero no en Zaragoza.

“Hay un determinado número de festivos que los comercios tienen que abrir, pero es más razonable hacerlo cuando va a haber compras”, puntualiza. Pone como ejemplo que el pasado año ya se abrió en Jueves Santo y  las ventas fueron bajas. Por ello, piden que finalmente la apertura se traslade al 2 de abril y el 11 de junio: “Hemos elegido estos días porque son a principios de mes y creemos que puede ser más beneficioso para los comerciantes”.

Esta propuesta es la que trasladaron de manera oficial el pasado 20 de enero al Ayuntamiento de Zaragoza, tras haber iniciado las conversaciones en diciembre. Desde el Consistorio han confirmado esta petición y han asegurado que estudiarán la situación con todas las partes implicadas. En el caso de que finalmente se decidiera cambiar, deberían notificarlo al departamento de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón para que éste diera el visto bueno. Todo ello en poco más de un mes, ya que la primera modificación se refiere al próximo 5 de marzo. No obstante, fuentes municipales subrayan que los plazos temporales no supondrán un problema.

Desde la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS) afirman que eran conocedores de la propuesta y que les parece correcta. Por su parte, desde El Corte Inglés han preferido no hacer valoraciones al respecto y esperan a la decisión final del Consistorio zaragozano.

Cuatro localidades han pedido cambios

Realizar estas modificaciones es algo habitual en los municipios aragoneses. Por ejemplo, el año pasado más de una quincena de localidades pidieron cambiar algunos de los dos días a los que tienen derecho y en 2017 ya ha habido cuatro que lo han hecho: Ejea de los Caballeros, Calatayud, Teruel y Fraga. Por ejemplo, Calatayud ha cambiado el 5 de marzo por el 6 de agosto y Teruel el 2 de enero por el 2 de julio, entre otros.

De momento, los días oficiales de apertura en Zaragoza son el 5 de marzo, 13 de abril,  2 de julio, 3 de septiembre, 1 de noviembre y 10, 17, 24 y 31 de diciembre. En el caso de que se aceptara la petición de los sindicatos las fechas quedarían así: 2 de abril, 11 de junio, 2 de julio, 3 de septiembre, 1 de noviembre, 10, 17, 24 y 31 de diciembre.

Mayor comunicación

Desde los sindicatos reclaman que este año haya un diálogo más fluido entre todas las partes y el Gobierno de Aragón a la hora de decidir cuáles serán los festivos de apertura de 2018. “Tenemos que consensuarlo más para que no se repitan todos los problemas de este año”, reclama Martín. Además, critica que los grandes comercios hacen trabajar a toda la plantilla los domingos, mientras que entre semana están menos “con el objetivo de que la gente esté más cómoda porque hay mayor atención y cambiar así las costumbres de compra”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión