Despliega el menú
Zaragoza

Los perros también beben cerveza

La Snuffle, que no lleva alcohol, está compuesta de pollo, ternera y malta. Puede encontrarse en el súper de los animales, en el barrio de las Delicias.

Iván García, gerente del súper de los animales, posa con un 'pack' de Snuffle.
Iván García, gerente del súper de los animales, posa con un 'pack' de Snuffle.
J.C.

"Snuffle, una cerveza sana para perros". Si han pasado recientemente por la calle Franco y López, en el barrio de las Delicias, es probable que se hayan sorprendido al leer el cartel que cuelga en el escaparate del súper de los animales. Hace ya tres años que Iván García -gerente del negocio- trajo por primera vez este innovador producto a Zaragoza, pero es ahora cuando más triunfa. "Sí, sí. Cerveza para perros", se repiten los viandantes, al tiempo que son observados desde el interior del local por García y sus clientes, que han aumentado últimamente.

"Desde que decidimos pegar el anuncio en el cristal, cada día veo a personas que se detienen a fotografiarlo. No es fácil encontrar esta cerveza y hemos notado que la gente viene más", explica quien fue pionero en introducir la Snuffle en el mercado aragonés. "La empezamos a distribuir porque nos gusta diferenciarnos del resto. Costó promocionarla, pero las ventas han ido creciendo progresivamente", añade, sobre una bebida que procede de Bélgica y no contiene alcohol.

"Está compuesta de pollo, ternera y malta, así que lleva proteínas e hidratos de carbono que son buenos para el animal. Sin embargo, hay que saber que no es un alimento básico, ni mucho menos. La clave está en que llama la atención comprarla en ocasiones especiales", comenta García, haciendo referencia a los cumpleaños, a la Navidad y a las fiestas del Pilar. "En octubre las ventas tienen un repunte considerable. Los grupos de amigos se la llevan cuando celebran cenas en los pisos; quieren que la mascota disfrute también su bebida", añade, antes de reconocer que se trata de un artículo "pelín caro".

Cada botellín de 250 centilitros de Snuffle cuesta 3,50 euros y se vende por unidad o en 'pack' de cuatro. Los canes, por supuesto, han de bebérsela en una palangana o recipientes similares. "No deja de ser un capricho, pero de vez en cuando se puede asumir. Digamos que genera una especie de complicidad entre la persona y el animal", concluye García, que, además de cerveza, vende hamburguesas, helados o sushi de pescado y pollo para perros.

Etiquetas
Comentarios