Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Malena y Azuara: historia de un daño reparable

Los vecinos y el Ayuntamiento de Azuara, conscientes del valor cultural y del potencial de desarrollo del patrimonio arqueológico, piden que se ponga al fin en marcha un plan para proteger y difundir los restos de la villa romana de La Malena.

Hacía años que en las bocas de los azuarinos no se escuchaba la palabra ‘Malena’ tanto como en los últimos meses. El nacimiento de una corriente de vecinos que ha vuelto a despertar el debate sobre el yacimiento de la villa romana de La Malena en Azuara, que se ha puesto manos a la obra, tomando las riendas de la recuperación de la villa y que ha conseguido dar los primeros pasos, eliminando olmos que atacaban directamente los mosaicos, ha suscitado un halo de ilusión contagiosa que nos hace pensar, a muchos azuarinos, que esta vuelve a ser la oportunidad definitiva para la villa de La Malena y para Azuara.

Azuara es un pueblo que ya no llega a los seiscientos habitantes, en el que la industria hace años que pasó de largo y en el que la agricultura de secano sigue siendo la principal actividad económica cientos de años después. Todo esto, con el agravante de que el campo ocupa a una mínima parte de las personas de lo que en antaño podía ocupar, que no ha evolucionado hacia la agroindustria en Azuara y que tiene un relevo muy difícil, por la escasa natalidad en nuestro territorio. En nuestra escuela quedan apenas un puñado de jóvenes; y nuestros negocios locales necesitan un respiro y apoyo en su compromiso de mantener servicios básicos en nuestro pueblo para conservar la calidad de vida.

En este marco, que no es diferente al de muchos pueblos de Aragón, La Malena se convierte en una oportunidad de futuro única para nuestro municipio y nuestra comarca. Azuara atesora en su interior uno de los conjuntos con más patrimonio histórico de Aragón, por no decir de España, con varios yacimientos arqueológicos, un recinto amurallado, una joya románica en forma de ermita y varios ejemplos exquisitos de mudéjar aragonés, entre otras cosas. La Malena, siendo reconocido como uno de los yacimientos romanos de más calidad e interés de Europa, se convierte en una piedra angular para que Azuara y los azuarinos demos la vuelta a nuestra situación, enfocando al turismo como principal oportunidad de futuro, desarrollo y, por tanto, de vida.

Repasando los informes que se encargaron en el año 2013 a la empresa Artyco, que uno de los promotores de la plataforma me ha entregado, me preocupa el carácter de urgencia y la gravedad que dicho informe plasma sobre el yacimiento. Haciendo un doloroso resumen, se describen deformaciones por vegetación, grietas y abombamientos en algunos de los mosaicos de más calidad de la villa. Todo esto, fruto de una mala protección, una mala conservación y un plan director que nunca se llegó a ejecutar. En resumidas cuentas: hemos generado más daños a La Malena en treinta años de abandono que en dos mil de cultivo agrícola sobre ella.

Esta situación de urgencia, para un patrimonio que es de todos los aragoneses, nos ha hecho solicitar a todos los grupos políticos de las Cortes de Aragón que incluyan una partida presupuestaria para la primera fase de cubrimiento de La Malena en los Presupuestos de la Comunidad para 2017. El PP, el PSOE y el PAR, que somos los grupos con representación en el Ayuntamiento de Azuara, hemos aceptado el compromiso de trabajar juntos, desde el consenso, para defender los intereses del yacimiento que están muy por encima de los que nosotros podamos tener como partidos políticos. Espero que este ejemplo de voluntad política sirva de reflejo para las Cortes de Aragón. El daño, aunque grave, es reparable.

Etiquetas