Despliega el menú
Zaragoza

​“Hasta que no haya una persona afectada no se tomarán medidas”

Desde PACMA aseguran que en 2016 se registraron 10 muertes de perros en Zaragoza a causa de trampas colocadas en la vía pública.

La lengua de vaca atada con cordel que apareció en una zona verde de Zaragoza.
La lengua de vaca atada con cordel que apareció en una zona verde de Zaragoza.

El pasado 31 de diciembre, mientras Gregorio y una vecina de la zona paseaban por la ribera del Ebro a la hora de comer como suelen hacer cada día, se toparon con algo que les llamó la atención. “Al principio pensamos que era un trapo o algo así pero me acerqué a ver qué era y nos encontramos con eso, un trozo de lengua de vaca enorme, atada con una especie de hilo o cuerda y cubierta de un polvo amarillo muy raro. Estaba como camuflado”, recuerda Gregorio Moya.

Ante la duda decidieron llamar a la Policía Local. “Estuvimos 40 minutos esperando y lo tiré a la basura porque no íbamos a dejarlo allí, pero entonces aparecieron dos agentes”, añade el zaragozano. Acto seguido, advierte, avisaron a todos los paseadores de perros habituales de la zona. “Todos los días nos juntamos un grupo bastante grande para pasear con nuestros perros y justo lo colocaron en uno de los recovecos donde solemos parar, la persona que lo puso sabía perfectamente lo que hacía”, concluye Moya.

Esa misma tarde era su hija, Natalia, quien daría el aviso por las redes sociales. “Es un tema con el que estamos muy concienciados porque nuestra perra murió de un fallo renal y, aunque no se llegó a confirmar, una de las posibilidades es que hubiera ingerido alguna sustancia en algún despiste”, recuerda la joven. “Suerte que ese día no lo vieron los perros porque se lo comen y tú no te das ni cuenta”, advierte.

A pesar de que no se ha confirmado si se trata de una trampa para perros o de una simple gamberrada, los vecinos aseguran que tienen “miedo por si al gracioso de turno se le tercia poner de nuevo algo”, lamenta la joven.

Fuentes de Policía Local de Zaragoza han confirmado que una patrulla se personó en el lugar de los hechos –concretamente en el paseo de Echegaray con la desembocadura del río Huerva- y procedió a la intervención de la supuesta trampa que ha sido enviada al Centro de Interpretación de La Alfranca para llevar a cabo el análisis que dirá si se trata o no de una sustancia tóxica.

Sin embargo, desde PACMA Aragón aseguran que ”no se trata de un caso aislado” y que “desde el primer aviso en abril de 2015 ya hay motivos de peso” para que se tomen medidas al respecto. “Tan solo en 2016 han muerto 10 perros a causa de estas trampas, y seguro que hay casos de los que no tenemos constancia”, sostiene Olga García, coordinadora provincial del Partido Animalista. “Para la Administración no son importantes ni estas muertes, en nuestra opinión totalmente evitables, ni el afecto que sus dueños pudieran tener hacia esos animales”, lamenta.

“Hasta que no haya una persona afectada no se tomarán medidas al respecto, nuestro objetivo es que se actúe antes de llegar a este punto”, añade García. Desde PACMA critican la ?"falta de medidas reales y la ausencia de un equipo especializado que lleve una investigación al respecto". Por eso en mayo de 2015 crearon la página ‘Alerta Zaragoza. Aviso de riesgos para animales’ en la que disponen de un mapa con los últimos avisos recibidos. “Siempre confirmamos la fuente y pedimos fotografía antes de añadirlo”, aseguran.

Protocolo de actuación

El pasado año se dieron varios casos de alimentos con clavos o alfileres en la capital aragonesa, “hechos que demuestran que hay un problema real”, asevera. Con este objetivo PACMA Aragón presentó un informe completo de la situación, con un protocolo de actuación y diferentes medidas preventivas y paliativas tanto a la Policía Local como al Ayuntamiento de Zaragoza. "Enviamos un ?correo electrónico a la Oficina ?Municipal ?

de Protección Animal ?(OMPA) ?con la información de cada uno de los avisos que recibimos ?y hemos solicitado una reunión conjunta de Policía Nacional, Municipal, OMPA y PACMA, para que se asuman compromisos de actuación coordinada. Aún así, no hemos recibido respuesta, todos miran hacia otro lado", comenta la coordinadora de PACMA.

Entre las medidas sugeridas se encuentran abrir una investigación con carácter de urgencia en estos casos, llevar a cabo un rastreo frecuente de las zonas catalogadas como peligrosas o analizar las muestras detectadas, así como las cámaras de seguridad de los edificios cercanos tras los avisos. Aseguran que es necesario “formar e informar” a la población para que dejen de darse estos casos. ?
 

Etiquetas
Comentarios