Despliega el menú
Zaragoza

El plan de ayudas al pago de tributos solo reparte 66.218 euros frente a los 2,8 millones previstos

ZEC confía en que en el futuro aumenten las solicitudes mientras el PP habla de "fracaso estrepitoso".

Los concejales retomaron la actividad en la comisión de Economía del Ayuntamiento, en la que la presentación de los presupuestos comenzó con las felicitaciones de 2017
El plan de ayudas al pago de tributos solo reparte 66.218 euros frente a los 2,8 millones previstos
Raquel Labodía

El plan del gobierno de ZEC, pactado con PSOE y CHA, de subvencionar el pago de impuestos a los contribuyentes con rentas bajas se ha convertido en un completo fracaso. Tras anunciar un volumen de ayudas de 2,8 millones de euros el pasado ejercicio, finalmente solo se van a repartir 66.218 euros, un 2,3% del global. Esta cifra también está completamente alejada de lo previsto para 2017, en el que se ha aplicado además un severo recorte: la partida es de un millón de euros, un 64% menos que en 2016.

La vicealcaldesa y concejal de Presidencia y Derechos Sociales, Luisa Broto, firmó el 30 de diciembre el decreto por el que se aprueba la concesión 549 ayudas, por un valor de 62.185,25 euros, además de otras 47 solicitudes aceptadas parcialmente (4.033,46 euros). El número de peticiones denegadas ascendió 184.

La resolución está publicada en la web municipal, con los nombres y los CIF de los beneficiarios de las ayudas. Las cuantías concedidas van desde los 4 euros de la tasa de cementerios hasta los 323 de un IBI, que es el impuesto que aparece en la práctica totalidad de casos de solicitudes concedidas. En total, se han resuelto 780 peticiones. El descuento es del 50%. El plazo de solicitudes concluía en octubre, pero se amplió al 14 de noviembre.

Este plan de ayudas del Ayuntamiento ya suscitó polémica en noviembre, al finalizar el plazo de presentación de solicitudes y confirmarse el bajo interés mostrado por los contribuyentes. La oposición municipal acusó al gobierno de ZEC de no promocionar lo suficiente la existencia de estas subvenciones, al igual que ha ocurrido con el fraccionamiento del pago de impuestos.Descuento del 50%

Estas ayudas se crearon en 2016 a propuesta de PSOE y CHA con el objetivo de facilitar el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el de circulación y la tasa de cementerios. El programa está destinado a hogares cuyos ingresos no excedan 1,5 veces el salario mínimo, es decir, 982 euros. Los beneficiarios no pueden poseer bienes que supongan 3,5 veces el SMI, salvo la vivienda habitual, que no debe superar los 120.000 euros de valor catastral.

En relación con el impuesto de circulación, beneficia a los propietarios de un turismo o ciclomotor o motocicleta con una potencia de hasta 11,99 caballos fiscales y 125 centímetros cúbicos, respectivamente.

El concejal de Economía, Fernando Rivarés, explicó que lo ocurrido tiene que ver "con una lógica histórica". "Si pensamos en las primeras bonificaciones del agua, la diferencia entre las que se pedían y las que se piden en este momento es abismal. Tiene que ver con el tiempo, con la información y con la tramitación rápida", dijo. No obstante, asumió que quizá el gobierno de ZEC ha sido "demasiado estricto" con los requisitos.

El PP, que fue la formación que introdujo este asunto en la presentación ante la comisión de Economía del presupuesto de 2017, fue muy crítico. "La partida más importante de la emergencia social era el dinero destinado a subvencionar los tributos. A ustedes se les ha llenado la boca de hablar de esa partida. Es un fracaso estrepitoso del discurso que han hecho y de su gestión", afirmó el portavoz popular, Jorge Azcón. "Ese dinero en otras partidas estaría mejor gastado", aseguró el edil popular.

Etiquetas
Comentarios