Despliega el menú
Zaragoza

La DPZ aprueba un presupuesto de 148 millones con la novedad del Plan Plus

El presupuesto consolidado de la diputación zaragozana alcanzará los 150,2 millones de euros al incluir organismos que dependen de ella, como la Institución Fernando El Católico.

La Diputación Provincial de Zaragoza ha aprobado hoy, en un pleno extraordinario, el presupuesto general de la institución para el año 2017 por un importe de 148,6 millones de euros, 4,9 millones más que el anterior, en el que destaca la entrada en vigor del nuevo plan unificado de subvenciones (Plus).

El presupuesto consolidado de la diputación zaragozana alcanzará los 150,2 millones de euros al incluir organismos que dependen de ella, como la Institución Fernando El Católico.

El respaldo al presupuesto de la entidad que preside el socialista Juan Antonio Sánchez Quero ha sido mayoritario por 16 votos a favor (PSOE, En Común y CHA) y 11 abstenciones de PP, Ciudadanos y PAR, sin que ninguna fuerza política, como suele ocurrir tradicionalmente, haya votado en contra.

El Plan Plus 2017 reduce la treintena de planes que habitualmente conformaban los anteriores presupuestos a uno solo, con lo que según ha explicado la vicepresidenta Teresa Ladrero, en los primeros meses de 2017 estarán disponibles las concesiones de ayudas a los diferentes ayuntamientos de la provincia.

También ha incidido en que se trata de un presupuesto que cumple el principio de estabilidad, a la vez que ha recordado que el techo de gasto que tiene establecido la institución por ley es de 131,7 millones de euros.

En cuanto a la deuda, ha subrayado que la institución cerrará 2017 con un déficit de 7 millones de euros, que suponen tan solo el 5 por ciento del presupuesto, cuando la ley admite hasta el 110 por ciento.

Sánchez Quero ha subrayado que con el Plan Plus, que "tiene un gran peso específico", se va a producir un cambio de concepción de la Diputación de Zaragoza tanto en la distribución de fondos como en la organización de la institución, aprobado en 2016, y que se pondrá en marcha cuando entre en vigor el nuevo presupuesto.

También ha destacado que el incremento del 3,4 por ciento en el presupuesto de 2017 es consecuencia de los ingresos procedentes de la participación en los tributos del Estado tras haber devuelto la DPZ las cuotas que correspondían por la liquidación negativa de anteriores ejercicios.

El presidente ha explicado que este presupuesto supone cumplir el compromiso que adquirió en su investidura por una mayor autonomía municipal y que los ayuntamientos tengan "suficiencia financiera para prestar los servicios", en una apuesta por mayores inversiones y mayor prestación de servicios en las zonas con menor índice de población.

Entre los aspectos novedosos de este presupuesto, ha destacado la puesta en marcha de un plan de empleo juvenil dotado con medio millón de euros y la extensión de la banda ancha por el medio rural, así como la rehabilitación del patrimonio histórico-artístico de la provincia, también con dos millones de euros, con intervenciones en el palacio de Eguarás de Tarazona, el monasterio de Veruela, el palacio de Sástago en Zaragoza, la casa de las Conchas de Borja, la catedral de Tarazona y el convento de los Dominicos de Gotor, entre otros.

También se destinará una partida de más de 5 millones de euros para acometer mejoras en las carreteras de la red viaria provincial y el arreglo de caminos y otras infraestructuras rurales, que es uno de los servicios más demandados por los diferentes ayuntamientos.

Por parte de los diferentes grupos, Francisco Artajona, portavoz del PP, ha asegurado que su abstención supone un voto de confianza a que la próxima modificación presupuestaria se contemplen algunas de sus propuestas, especialmente la del plan empleo, aunque también ha lamentado que no se hayan tenido en cuenta a los 71 alcaldes populares de la provincia, a la vez que ha considerado que parte del debate presupuestario se ha visto reducido al decreto del Plan Plus.

Además, ha subrayado que la política no es la aplicación matemática de una fórmula, en referencia al reparto del Plus de un 40 % para municipios y un 60 % por habitantes, y supone "vaciarla de contenido.

José Ángel Miramón (En Común) ha lamentado la injusta aplicación que supone el techo de gasto para las instituciones financieramente saneadas, a la vez que ha considerado que quieren que el reparto con el Plan Plus sea "lo más justo posible", aunque también ha visto algunas sombras como "la falta de personal en muchos servicios".

Elena Martínez (Ciudadanos) ha recordado la apuesta de su formación por una menor carga administrativa de la institución y ha expresado las dudas que tienen en la aplicación del Plan Plus sobre su planificación, o un menor control en la idoneidad de los planes que se presenten.

Por su parte, el diputado de CHA Bizén Fuster ha resaltado el aumento importante de la inversión, como los 3,2 millones de euros que deben servir para dar respuesta a posibles emergencias, y ha valorado la aplicación del Plan Plus, porque va a suponer consagrar "una fórmula objetiva y dotar de mayor autonomía a los ayuntamientos".

El bilbilitano José Antonio Sanmiguel (PAR) ha señalado que se trata de unos presupuestos distintos a los anteriores por el cambio de organigrama en el que la distribución de los recursos en principio es "objetiva", aunque no se garantiza que el resultado sea "justo".

Etiquetas
Comentarios