Despliega el menú
Zaragoza

El hotel Brujas de Bécquer reabrirá la próxima primavera como Brujas de Irués

El establecimiento contará con una plantilla inicial de entre 16 y 18 persona.

El hotel –en una imagen tomada ayer– permanece cerrado desde el pasado abril.
El hotel Brujas de Bécquer reabrirá la próxima primavera como Brujas de Irués
Nora Bermejo

La reapertura del hotel Brujas de Bécquer de Tarazona está prevista para dentro de unos meses, pero cuando vuelva, el establecimiento lo hará con otro nombre, Brujas de Irués.

"Es uno de los cambios principales, mantenemos Brujas pero va a ser Brujas de Irués porque hace referencia al paraje en que se ubica el hotel", confirma Mónica García, una de las socias de Abitan Turiaso, la empresa que compró el hotel Brujas de Bécquer a finales de noviembre. La empresa turiasonense se impuso a los otros dos candidatos en la subasta efectuada en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Zaragoza.

Todavía no hay una fecha concreta de apertura, porque "hay mucho trabajo por hacer todavía, pero nos gustaría que para primavera estuviese abierto". De esta manera, el hotel habrá estado cerrado poco más de un año.

Los nuevos propietarios tienen un proyecto ambicioso, que prevé una inversión de entre 400.000 y 450.000 euros para ejecutar reformas en el plazo de tres años, aunque desde el primer momento se notarán cambios porque "queremos darle un aire nuevo, lavarle la cara al establecimiento", señala García.

Actualmente se están revisando diferentes instalaciones que no están de cara al público. "Además, hay que hacer una gran inversión en cocina y eso es lo más importante ahora, para poder dar el servicio que creemos que hay que dar", opina la turiasonense. Después, se irán haciendo cosas poco a poco, "porque la inversión es grande", y las novedades llegarán a la cafetería, el restaurante y los salones.

Abitan Turiaso apuesta por mantener la oferta que había en la anterior etapa. "Queremos trabajar todo lo que se hacía con anterioridad: hotel, cafetería, restaurante y eventos", dice García, quien añade que les gustaría que volviese a ser "un sitio de referencia" para la gente de Tarazona y de la zona "para ponerlo en el sitio que se merece".

El 2017 será un año importante para los propietarios, con la puesta de largo de este proyecto. "Esperamos que sea un éxito, que vuelva a ser un establecimiento de referencia para todos los turiasonenses. Tenemos muchas ganas de trabajar, empezamos con ilusión y con un proyecto nuevo", afirma Mónica García.

El establecimiento contará con una plantilla inicial de entre 16 y 18 personas y se cambiará el modelo de gestión que había anteriormente, para "ser más eficaces en tiempo de crisis". Abitan Turiaso, un negocio familiar, coge el testigo de Hoteles del Queiles, una sociedad formada por unos ochenta socios que no pudo superar unos años difíciles.

Etiquetas
Comentarios