Despliega el menú
Zaragoza

Pillado in fraganti cuando hacía fotos con el móvil bajo la falda de una mujer en Zaragoza

El individuo fue captado por las cámaras de seguridad instaladas en el establecimiento.

El hombre pone el móvil bajo la falda de la señora, que no advierte lo que está ocurriendo.
El hombre pone el móvil bajo la falda de la señora, que no advierte lo que está ocurriendo.

Eran las  once de la mañana del pasado miércoles, 21 de diciembre, cuando Carmen (nombre ficticio de la víctima, que prefiere permanecer en el anonimato), vecina de Zaragoza de 62 años, se acercó a una céntrica tienda de la capital aragonesa a comprar varios complementos. Mientras observaba el producto del establecimiento, un individuo se le acercó por la espalda y fotografió hasta en dos ocasiones bajo la falda de la mujer con su teléfono móvil sin que ella se diese cuenta en el momento.

Lo que tampoco sabía el desconocido es que las cámaras del establecimiento estaban registrando su acción. En las imágenes grabadas se observa cómo a las 11.01, el hombre se agacha por detrás de la víctima, toma unas imágenes –o tal vez un vídeo-, hace como que coge un producto del expositor y, tras comprobar el resultado de su teléfono móvil, regresa y repite la acción pasadas las 11.03. Finalmente abandona la tienda.

“Me avisó el personal de la tienda cuando ya se había ido, yo ni siquiera me había dado cuenta ya que estaba ensimismada en mis compras”, explica la víctima. “Al ver las imágenes en el ordenador me quedé horrorizada, no me lo podía creer y me puse muy nerviosa”, recuerda. Nada más abandonar el establecimiento pensó en denunciar, pero en ese momento le pudieron los nervios. “Me daba miedo ir hasta por la calle por si me seguía, así que me esperé a ir a comisaría por la tarde”, explica.

“Una vez en comisaría me aseguraron que ese hombre no había cometido ningún delito”, asevera indignada, por lo que no se llegó a tramitar la denuncia. “Me sentí completamente impotente ante todo lo sucedido y solo pensé en qué pasa si se lo vuelve a hacer a alguien. Si eso no es un delito, ¿qué lo es?”, se pregunta. “Tan solo que no se lo vuelva a hacer a nadie más, parece que hasta que no hay sangre no se toman las medidas oportunas en estos casos”, critica.

Por su parte, desde la Jefatura Superior de Policía Nacional de Aragón aseguran que no han registrado otros casos de estas características en los últimos meses en Zaragoza y recuerdan la importancia de poner en conocimiento a las autoridades este tipo de hechos para que se pueda llevar a cabo la investigación pertinente.Desaparición en las redes

Varias amigas de la víctima no tardaron en compartir el vídeo en sus cuentas de Facebook con un resultado sorprendente. “En menos de 24 horas lo habían compartido más de 1.100 personas”, explicaban. Sin embargo el contenido fue denunciado y la página 'Artesanía Delicias' eliminada sin previo aviso. “Me parece terrible que nos callen así”, aseguraba una de sus allegadas.

Ante la eliminación del contenido, las voces críticas no se hicieron esperar: “¿Por qué tenemos que seguir calladas y mirando para otro lado con semejante injusticia?”, “Esto nos puede ocurrir a cualquiera, ¡es una violación de la intimidad!”.

Etiquetas
Comentarios