Despliega el menú
Zaragoza

Ocho intoxicados en un centro psiquiátrico después de que un interno prendiera un colchón

Varios operarios fueron atendidos por inhalación de humo ya que fueron ellos mismos quienes sofocaron las llamas.

Los trabajadores sacaron el colchón que ardía fuera de las instalaciones.
Los trabajadores sacaron el colchón que ardía fuera de las instalaciones.
Raquel Labodía

Un interno y siete trabajadores del centro neuropsiquiátrico del Carmen, en el barrio rural zaragozano de Garrapinillos, resultaron intoxicados ayer al mediodía después de que, al parecer, el propio paciente prendiera fuego al colchón de su habitación. La rápida actuación de los operarios, que sacaron el colchón a la calle, permitió que todo se quedara en un susto. Solo uno de los afectados tuvo que ser trasladado al hospital Clínico, aunque su estado no revestía gravedad, y apenas hubo daños materiales. La Policía Científica investiga las causas de lo sucedido.

Fuentes de este centro neuropsiquiátrico privado explicaron que el suceso ocurrió sobre las 13.30 y que el origen estuvo en el colchón de una habitación de un paciente. Los trabajadores pusieron inmediatamente en marcha el protocolo de emergencias y evacuación y el sistema antiincendios, "que funcionó perfectamente". "Los propios bomberos nos han felicitado por cómo ha funcionado el protocolo", añadieron. Las mismas fuentes detallaron que los trabajadores que ayudaron a sacar el colchón resultaron "intoxicados leves" y tratados in situ por la inhalación de humo y de gases producidos por el incendio.

 

Fuentes del departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón explicaron que el único interno del psiquiátrico que fue trasladado al hospital Clínico fue atendido por una intoxicación leve y que, aunque su estado no revestía gravedad, quedó ingresado.

En cuanto a los daños materiales, según fuentes del centro, solo se vio afectada la habitación en la que comenzó el fuego, en la unidad B. Una hora después, los internos pudieron regresar a sus habitaciones, aunque no se volvió a la normalidad hasta pasadas las 20.00.

Fuentes de los Bomberos de Zaragoza explicaron que hasta el lugar del suceso se trasladaron un autotanque, una autoescala, un vehículo de mando y una uvimóvil. Estos concretaron que cuando llegaron el fuego ya había sido sofocado por los trabajadores del centro y que solo tuvieron que ventilar el inmueble.El caso de Santa Fe

El suceso recordó al ocurrido en la residencia de Santa Fe en julio de 2015. Entonces, una anciana que estaba interna en ese geriátrico prendió fuego a un colchón y provocó nueve fallecidos y doce heridos. La presunta autora, de 62 años, ingresó en prisión provisional un mes después de lo ocurrido.

Etiquetas
Comentarios