Despliega el menú
Zaragoza

“El Pirineo es un escenario fantástico para la fotografía de bodas”

Nacho Mora y Vinny Labella han fotografiado enlaces en lugares como Islandia, Marruecos o EEUU. En 2017 impartirán un taller en una convención de la asociación ‘Wedding and Portrait Photographers International’ en Las Vegas.

Fotografía de boda de Mora y Labella
Fotografía de boda de Mora y Labella
Mora y Labella

Hace aproximadamente un año, pasaron parte de las Navidades en una localidad cercana a Manchester. Allí realizaron las fotografías de boda de una pareja de pakistaníes. Con este trabajo, los profesionales Vinny Labella, zaragozana, y Nacho Mora, madrileño pero aragonés de adopción, cerraron un intenso curso que supuso su despegue como fotógrafos de bodas de destino en el extranjero.

En los últimos 24 meses, a través del objetivo de sus cámaras han presenciado e inmortalizado ceremonias en lugares como Islandia, La Toscana, Marruecos, Gales, Portugal, México, Inglaterra, La India, Chicago o Francia. Entre los paisajes que más les han impactado están los glaciares de Islandia, el Zoco de Marrakech o la Torre Trump de Chicago. Si bien, no han dejado de trabajar en Aragón: “La mayoría de los reportajes los hemos hecho aquí, nos hemos recorrido las tres provincias”, afirma Labella, a la vez que apunta que el Pirineo “es un escenario fantástico para la fotografía de bodas”.

Ambos aterrizaron en el sector en el año 2008, cuando constituyeron en Zaragoza su empresa ‘Look Fotografía’ con un objetivo muy claro: “Queríamos hacer bodas de destino y trabajar también para parejas extranjeras. Lo dejamos todo por dedicarnos a esto, buscando colocarnos entre los mejores fotógrafos de bodas internacionales”, relata Nacho Mora, quien recuerda entre risas que, en sus inicios, solo su padre y la abuela de Vinny confiaban en esa “locura”. Comenzaron su labor en la capital aragonesa: “El primer año sumamos 18 bodas y hasta ahora habremos trabajado en más de 300”, cifran.

Entonces, eran dos jóvenes emprendedores que buscaban innovar en el área de la fotografía nupcial contemporánea reivindicando la importancia de capturar los momentos y no solo los posados. “Teníamos claro que queríamos ir más allá de la típica fotografía de bodas, del reportaje convencional y la foto posada. Nuestra filosofía se basa en cazar esos momentos e instantes especiales que, pasado el tiempo, los novios puedan volver a recordar con las imágenes: una lágrima que se escapa de la emoción, las risas, la alegría… Y ese significado que perdura en el tiempo se complementa con paisajes bonitos y artísticos”, explica la zaragozana.

Una pareja de recién casados haciéndose un selfi con todos sus invitados detrás, otra resguardada bajo un árbol especial a la luz de las estrellas, el reflejo en el espejo de una novia que mientras es maquillada admira su vestido colgado, o un gato acurrucándose sobre una mesa con dos personas besándose en segundo plano son algunas de las instantáneas con las que tratan de materializar esa mezcla. “No solo es tomar la foto en la casa, al término de la ceremonia o con los amigos, hay que contar la historia de la boda de la forma más completa posible y, para ello, es necesario un reciclaje continuo y una búsqueda constante de nuevas ideas”.

Para lograrlo, decidieron apostar por la formación viajando, sobre todo, a Estados Unidos. “Cuando nosotros comenzamos casi nadie enseñaba y era complicado formarte en esta faceta”, recuerdan. En talleres y conferencias estudiaron y aprendieron técnicas y estilos diferentes que después trasladaron a España. Allí, “los americanos son los reyes de las bodas y las fotografías son importantísimas en su cultura”, ahonda Labella.Debut en La India

Empezar a cruzar fronteras para desarrollar este tipo de trabajo no les resultó sencillo. “Zaragoza es una ciudad muy potente en cuanto a fotografía nupcial y cuesta mucho esfuerzo conseguir que te empiecen a llamar, que se hagan cargo de los gastos de desplazamiento, de alojamiento…”, inciden. Actualmente, “aquí, creo que somos los fotógrafos que más estamos saliendo”, agrega Vinny.

Su primer reportaje de boda en el extranjero les llevó hasta La India, donde pasaron seis días trabajando. Un compañero de profesión indio al que conocieron en uno de los talleres a los que asistían les llamó para inmortalizar un enlace en el que se reunieron hasta cuatro fotógrafos europeos y seis autóctonos. Desde entonces, han acudido a ceremonias cristianas, coreanas, hindúes, pakistaníes y protestantes. Para ellas se preparan y documentan y hasta adaptan sus vestimentas: “Siempre que tenemos que trabajar en bodas de estas características, estudiamos sus tradiciones, sus ritos y su religión tratando de anticiparnos a lo que va a suceder –explica Nacho Mora-; al igual que intentamos pasar desapercibidos vistiéndonos de invitados hindúes o marroquíes, por ejemplo, para capturar momentos sin que la gente nos evite”.

Y entre los escenarios de esas bodas de destino, varios puntos de España también aparecen en su lista de territorios visitados. “Hemos podido comprobar que son muchos los extranjeros que vienen a nuestro país a casarse”, cuenta Vinny. Así, fotografiaron a una pareja también india que celebró su matrimonio en Marbella y a dos franceses residentes en Nueva York que eligieron Trujillo como lugar para darse el sí quiero. Para comunicarse con estas y otras tantas parejas que contratan sus servicios, la videollamada es su medio natural.

En el año 2013, los responsables de ‘Look Fotografía’ se hicieron con su primer reconocimiento internacional, un ‘Fearless Photographer Award’ de un conocido directorio americano. A partir de entonces, su nómina de galardones ha seguido creciendo y se cuentan por decenas. Son premios a imágenes concretas otorgados por diferentes asociaciones del sector, la mayoría, americanas, inglesas y brasileñas. “El empezar a recibir premios nos ha ayudado mucho, junto al trabajo de marketing, a aparecer en directorios de fotografía por los que muchas personas se ponen en contacto con nosotros”, señalan. En 2016, prácticamente todo su trabajo se ha desarrollado fuera y con clientes extranjeros.A Las Vegas, de profesores

El próximo 6 de febrero, ambos impartirán un taller en una convención de la asociación ‘Wedding and Portrait Photographers International’ en Las Vegas, que reúne a profesionales de todo el mundo. “Somos los primeros aragoneses que acuden a dar clase a uno los encuentros más importantes de fotografía de boda y retrato a nivel internacional. Es un sueño hecho realidad después de haber estado tantos años yendo hasta allí a aprender de los mejores”, se emociona Labella.

Como a otros muchos, reconocen que se les está resistiendo el ser profetas en su tierra: “Aunque trabajamos bastante en Zaragoza, nos ha costado menos abrirnos camino fuera”. Sobre el futuro de esta corriente alternativa en la fotografía nupcial, están seguros de que va a seguir creciendo, pues “el nivel de creatividad es muy alto en España”. En su caso, para lograr diferenciarse y marcar su propio estilo, se inspiran en el arte y el cine y, curiosamente, en las obras de ciencia ficción.

Etiquetas
Comentarios