Despliega el menú
Zaragoza

Solares, carril bici y marquesinas, en el punto de mira en Parque Venecia

La AVV del barrio recuerda, a través de diferentes propuestas presentadas en los presupuestos participativos, actuaciones que consideran urgentes como la limpieza de diferentes parcelas municipales.

Moto estacionada hace unas semanas en una de las calles del Parque Venecia.
Solares, carril bici y marquesinas, en el punto de mira en Parque Venecia
AVV de Parque Venecia.

La limpieza y el aprovechamiento de los diferentes solares municipales, la señalización del carril bici y la instalación de varias marquesinas en puntos concretos del barrio son algunas de las reivindicaciones que centran la atención y los esfuerzos en la asociación vecinal Residencial Parque Venecia. Tales actuaciones son consideradas “parte de las más urgentes” actualmente.

Este colectivo, como otros tantos en la ciudad, ya ha trasladado sus demandas al portal de los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Zaragoza y, entre sus propuestas, hay una que marcan como principal: la limpieza y el acondicionamiento de diferentes solares y parcelas cuyo estado de conservación califican de lamentable.

No es la primera vez que sacan a relucir este asunto. Ya denunciaron en varias ocasiones la situación de las plazas San Marcos y Marco Polo, que ahora son objeto de “un mantenimiento más o menos periódico”, valora José Antonio Andrés, presidente de la entidad vecinal. Sin embargo, cifran en aproximadamente 14 los solares de titularidad municipal que siguen abandonados, con presencia y acumulación de “maleza, escombros, residuos de obra e, incluso, roedores que se aproximan a los edificios y residencias más cercanas”.

En la última comisión de urbanismo celebrada la semana pasada en el distrito de Torrero, la AVV de Parque Venecia solicitó la limpieza de las siete parcelas cuyo acondicionamiento consideran más urgente por su estado y su situación aledaña a viviendas. Aluden a la importancia de la salubridad, la higiene y el decoro en el barrio para defender sus posiciones.  “Algunos solares no se han limpiado desde el año 2011, cuando vinimos los primeros vecinos a la zona. El Ayuntamiento debe dar ejemplo a los propietarios de los espacios privados”, expresa el representante.

“Ahora que se ha acordado la contratación de más personal para la empresa que se encarga de la limpieza en la ciudad, entendemos que es posible conseguir que estos puntos se mantengan en el mejor estado posible. Con el objetivo de que exista una dotación económica suficiente para actuar en ellos, hemos optado por solicitarlo también a través de la vía de los presupuestos participativos”, relata Andrés.

Además, para dar uso a parte de estos espacios públicos destinados a equipamientos, la agrupación ha lanzado otra propuesta basada en la disposición de instalaciones deportivas al aire libre, como espacios de recreo y uso lúdico tanto para mayores como para jóvenes: “Es muy difícil que los solares tengan una utilidad a corto plazo y esta sería una forma de frenar ese abandono”.

La instalación de marquesinas en varias paradas de autobús urbano que sirvan para proteger a los usuarios de las inclemencias meteorológicas protagoniza otra de sus proposiciones. Señalan paradas de las líneas 23 y 31 situadas en vías como la avenida Puente de los Suspiros o la avenida Tiziano, en las que “todavía no hay muchos edificios cercanos en los que poderse resguardar del viento, la lluvia, las nieblas…”, señalan. En su petición hablan de la necesidad de dar respuesta a las personas que cada día “se enfrentan a la climatología de esta ciudad esperando el autobús en zonas que están totalmente desprotegidas, ante la actual situación de prórroga de la contrata y la falta de inversión publicitaria para dar el servicio adecuado”.“Ni carril bici ni acera”

También en materia de movilidad, esta asociación vecinal ha querido trasladar la necesidad de señalizar correctamente el espacio destinado a carril bici que recorre la mayoría de las calles del barrio.

Un carril que consideran inservible debido a esa carencia de señalización, que deriva en que “es ocupado por otros vehículos para estacionar, por ejemplo, produciéndose una situación compleja donde la Policía Local no puede multar ni retirar el vehículo y los usuarios del carril bici no pueden disfrutarlo”.

Esta vía, según apunta José Antonio Andrés, “ni es carril bici ni es acera”, pues “tenemos una banda de hormigón de unos 4 kilómetros sin pintar ni señalar”. “Quienes la utilizan encuentran obstáculos y molestias, por lo que pedimos que se señalice para que cada uno ocupe su sitio”, concluye acerca de otro de los asuntos sobre los que afirman haber recibido quejas en el barrio.

Etiquetas
Comentarios