Despliega el menú
Zaragoza

El timo de las patentes y marcas llega a Zaragoza

Pequeños comercios reciben cartas de apariencia oficial que reclaman 1.000 euros por mantener la imagen corporativa.

Detalle de una falsa carta recaudatoria recibida en un negocio de Zaragoza
Detalle de una falsa carta recaudatoria recibida en un negocio de Zaragoza
HA

Un nuevo tipo de estafa ha llegado a Zaragoza en las últimas semanas, y de caer en él, no se trata de un engaño barato. El timo consiste en el envío de cartas a pequeños negocios de la ciudad a los que se les reclaman más de mil euros por mantener activo su registro de patentes y marcas.

“El otro día me encontré un sobre dentro de la verja de mi tienda y al abrirlo me llevé el susto, me pedían 1.018 euros”, explica una joven zaragozana (prefiere mantener el anonimato) que ha facilitado a Heraldo.es la misiva fraudulenta. “Soy nueva en estos temas, porque siempre he trabajado por cuenta ajena, pero cuando vi una cifra tan alta desconfié, si hubieran sido 30 euros habría colado”, reconoce.

Esta emprendedora registró su logo y nombre comercial al comienzo de su andadura empresarial. Ambos aparecían en la carta, lo que le hizo mantener las dudas. Pero finalmente, “hablé con un amigo que es abogado especializado en patentes y marcas y me advirtió de que se trataba de un engaño”, comenta.

De hecho, la propia Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) ha emitido un comunicado en el que avisa a los usuarios de estas prácticas en las que, mediante cartas, se les requiere el pago de tasas por servicios relacionados con las marcas, dibujos y modelos; por ejemplo la publicación, el registro o la inclusión en directorios de empresas. En ocasiones, en estos escritos se utiliza el nombre de la citada Oficina, reproduciendo membretes, sellos y firmas falsas de este organismo.

“Este tipo de escritos fraudulentos no son emitidos ni amparados por la OEPM, ni tienen validez legal. Las empresas que los envían no tienen nada que ver con la OEPM, ni existe relación alguna con ninguna de sus publicaciones oficiales”, advierten.

En otros casos se trata de empresas supuestamente relacionadas con la propiedad industrial que, utilizando la información que obtienen de las publicaciones oficiales de la OEPM, envían cartas de pago engañosas, indicando una cuenta corriente en la que se pretende que se haga el ingreso. “Es frecuente que este tipo de empresas posean una página web simulada con el fin de dar la impresión de seriedad”, señalan.

En cualquier caso, desde esta entidad recuerdan que todas su comunicaciones se realizan “ siempre mediante documento debidamente identificado con el escudo institucional, nombre del Departamento Ministerial al que se encuentra adscrita (Ministerio de Industria, Energía y Turismo) y con el logo y denominaciones oficiales”. Por ello aconsejan “estudiar cuidadosamente los documentos” que se les hayan remitido, consultando a la OEPM en caso de duda y “no efectuar ningún pago hasta haber comprobado que procede de una fuente oficial”.

Un mensaje similar al que envía la Jefatura Superior de Policía de Aragón, donde recomiendan a los receptores de estas cartas a comunicarlo en la comisaría más cercana. Además, piden extremar las precauciones, informarse adecuadamente y no pagar nunca en caso de duda.

Etiquetas
Comentarios