Despliega el menú
Zaragoza

Carta de los distritos a los Reyes Magos

Los colectivos vecinales confían en que 2017 sea de verdad el año de los barrios y en el que Ayuntamiento y DGA impulsen los proyectos que tanto tiempo llevan esperando.

Barrios de Zaragoza
Barrios de Zaragoza

Si el alcalde ya ha enviado su carta a los Reyes Magos (ha pedido que Lambán le quiera un poco más y que Gimeno se porte mejor con el Ayuntamiento) los distritos no iban a ser menos. Los barrios de Zaragoza tienen muy claro qué quieren para 2017. Dicen haberse portado muy bien y no se conformarán con carbón.

En sus cartas hay deseos grandes y pequeños. Muchos llevan años pidiendo nuevos equipamientos y confían en que Ayuntamiento y Gobierno de Aragón cumplan sus deseos (centros cívicos, pistas deportivas...). Otros, más modestos, se conformarían con que se arreglasen aceras, parques y alcorques, reivindicaciones que comparten, en mayor o menor medida, todos barrios.

El distrito Actur-Rey Fernando espera recuperar las marquesinas de María Zambrano y Gertrudis Gómez de Avellaneda. También pide zonas de esparcimiento canino, un carril bici para la calle de Pablo Ruiz Picasso, un instituto para Parque Goya y un centro de especialidades que aparece desde hace una década en sus cartas.

En Casablanca, la prioridad es dividir el distrito en dos y crear uno para los barrios del sur, deseo que no tardará en cumplirse. A partir de ahí, las necesidades son todas. Sus vecinos quieren un polideportivo, pantallas acústicas, estaciones bizi, un centro cívico... Los del Casco Histórico también quieren otro. En su carta aparecen pasarelas sin barreras arquitectónicas sobre el Huerva, contenedores soterrados o mejoras en la limpieza de las calles. Los del Centro, por su parte, quieren que se reparen las zonas de juegos infantiles (algo en lo que ya se trabaja), que se instalen más contenedores de reciclaje de aceite usado y que adecenten viales deteriorados.

Las Delicias quiere que se terminen y se completen sus centros cívicos, mejoras de iluminación y que se dé un espacio propio a la casa de juventud. El Rabal pide adecuar la explanada frente a la estación del Norte y a Zaragoza Activa. Busca, asimismo, culminar el parque de Oriente, donde descansa el reloj de sol más grande y preciso del mundo.

En La Almozara hacen falta piscinas, zonas de aparcamiento, un proyecto (y presupuesto) para el parque de la avenida de la Ciudad de Soria, baldosas nuevas... En la carta de Las Fuentes aparece un carril bici entre el paseo de Echegaray y el puente de la Unión o una rampa de acceso desde el río Huerva al centro deportivo Alberto Maestro, peticiones que se intentarán canalizar a través de los presupuestos participativos.

En Miralbueno, las demandas pasan por nuevas líneas de bus, un polideportivo, arreglos de alcorques o mejoras en el CEIP Julián Nieto Tapia. En el distrito de Oliver-Valdefierropiden construir párquines disuasorios y recuperar las riberas del Canal, adecuación que también solicita San José, que quiere que la avenida que lleva este mismo nombre se convierta en la arteria del barrio.

Santa Isabel necesita pacificar calles, actuaciones en colegios y campos de fútbol. Torrero-La Paz tiene una de las listas más extensas (plataformas de aproximación para el bus, aparatos de deporte, cartelería, limpieza de solares) y Universidad pide un centro de mayores, biblioteca, arreglo de calzadas y de alumbrado.

Etiquetas
Comentarios