Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos consiguen echar a los okupas de Alonso V

Tras varios meses sufriendo amenazas, han conseguido que la Sareb ponga puertas blindadas y los okupas se vayan.

Los okupas provocaron un incendio en el edificio el pasado fin de semana.
Los okupas provocaron un incendio en el edificio el pasado fin de semana.

Los vecinos de Alonso V, 21-23 están por fin de celebración. Tras cinco meses "de pesadilla", en los que han convivido con un grupo de okupas que se metió en su edificio, han conseguido que se vayan. Los vecinos han soportado amenazas, rotura de puertas, robos, trapicheo de drogas en su portal y hasta un incendio provocado el pasado fin de semana. Una familia se fue varias semanas de casa por miedo. Entre todos se han gastado 20.000 euros en seguridad.

"Han sido unos meses muy duros. No podíamos dormir tranquilos, no podíamos ir tranquilos por la calle porque cuando nos veían nos amenazaban. Ahora que por fin la Sareb nos ha hecho caso y ha puesto puertas blindadas, respiramos aliviados. Estamos contentos, pero es increíble que haya que llegar a esta situación", afirman los vecinos.

Los okupas entraron en verano y ocuparon cuatro pisos vacíos en la planta calle, propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). El edificio, construido por Fincas Atlanta en 2008, tiene 24 apartamentos. Tras la quiebra de esta inmobiliaria, 9 pisos que habían quedado sin vender pasaron a manos de la Sareb. Hasta que el 'banco malo' no se ha involucrado en la resolución de este conflicto, los vecinos no han podido vivir tranquilos.

"En este tiempo hemos llamado a la Policía en varias ocasiones, pero nos decían que no podían hacer nada si el propietario no denunciaba la ocupación. Nos ha costado mucho contactar con la Sareb. No son accesibles ni claros. Tras muchas gestiones, hemos conseguido que pongan puertas antiokupas en sus pisos y los okupas se han marchado", explican los vecinos. La última puerta blindada la colocaron este jueves.

Esta semana los vecinos también habían lanzado una recogida de firmas en change.org pidiendo que el Ayuntamiento también interviniera para echar a los okupas. En dos días recogieron casi mil firmas. "Un clan (cuyo organizador tiene varios antecedentes penales por hechos similares) está haciendo la vida imposible a 13 familias en un piso de Zaragoza. Estas familias están viviendo una pesadilla mientras nadie hace nada. Quizá esta propuesta sirva para concienciar a muchas personas y plantar cara a delincuentes y estafadores", afirmaban en su petición de internet.

Según han podido saber los vecinos, los okupas se han ido marchando en las últimas semanas a otras viviendas de la ciudad. Al menos una de ellos, una mujer que vivía sola con varios perros, ha intentado negociar con la Sareb.

Etiquetas
Comentarios