Despliega el menú
Zaragoza

ZEC complica de nuevo el acuerdo presupuestario al acusar ahora al PSOE de "bloquear" la negociación

Cubero culpa a los socialistas del retraso de las cuentas al no presentar sus propuestas y habla de "falta de respeto". Trívez revela que hay un margen para hablar hasta el día 19 y acusa al edil de querer "dinamitar" un posible pacto.

Cubero, a la izquierda, en el último pleno. A la derecha, el portavoz del PSOE, Carlos Pérez.
ZEC complica de nuevo el acuerdo presupuestario al acusar ahora al PSOE de "bloquear" la negociación
J. M. Marco

Zaragoza en Común (ZEC) forzó de nuevo la máquina en su tensa negociación del presupuesto con el PSOE y, pese a los acercamientos de esta semana, acusó a los socialistas de "falta de respeto" y de "bloquear" las conversaciones. Así lo dijo ayer el concejal de Servicios Públicos y Personal y uno de los hombres fuertes del gobierno, Alberto Cubero, que culpó a los socialistas de retrasar la negociación. En el PSOE no solo explicaron que se acordó con ZEC un margen para hacer propuestas hasta el 19 de diciembre, dentro de 10 días. Los socialistas añadieron que con declaraciones como estas el gobierno quiere "dinamitar" las posibilidades de pacto.

Cubero no hizo estas manifestaciones fruto de un calentón. En una comparencia para hablar de contenedores de aceite y sin que nadie le preguntara, quiso referirse al presupuesto. "El miércoles el PSOE no acudió a la reunión, que habían solicitado ellos. Solo acudió CHA", lamentó el responsable municipal, pese a que la edil socialista Lola Campos se reunió ese día con la vicealcaldesa, Luisa Broto, que ayer no estaba en Zaragoza al igual que el alcalde, Pedro Santisteve. "No hay avances, es una situación de bloqueo por parte del PSOE", continuó Alberto Cubero, que concluyó: "Las reuniones que han solicitado las convocamos y no acuden, es un poco falta de respeto".

Este diario trató de hablar con el concejal de Economía, Fernando Rivarés, para que ratificara o rechazara las palabras de Cubero y explicara la situación de la negociación presupuestaria, pero no atendió las llamadas. Fuentes de su equipo dijeron que estaba fuera de Zaragoza. Hay que tener en cuenta que el lunes Rivarés pactó con PSOE y CHA retrasar la aprobación de las cuentas por parte del gobierno y darse "unos días" para seguir negociando.

Los socialistas no daban crédito, no solo porque el miércoles la vicealcaldesa mantuviera un encuentro con la concejal Lola Campos para analizar las cuentas de Derechos Sociales. Además, ayer hubo un contacto entre la edil socialista y el número dos de Broto, Ignacio Celaya, para continuar con las conversaciones."Es alarmante y preocupante"

"Miente y tiene intereses espurios de dinamitar la negociación", dijo el concejal del PSOE Javier Trívez, que señaló: "Nos parece preocupante y alarmante la intromisión de Cubero en la negociación, con la malsana intención de que no haya acuerdo de la izquierda para los presupuestos". Aludió además a que estas "bombas" siempre aparecen "cada vez que tiene que haber un pacto estructural" entre ZEC y el PSOE.

Trívez explicó que el lunes acordó con Rivarés que al menos hasta el 19 de diciembre el gobierno de ZEC no aprobaría en gobierno las cuentas, por lo que habría margen para negociar."Faltan 10 días.¿De qué están hablando?", e insistió en que el PSOE no se ha saltado ninguna reunión."Estamos por el acuerdo. No entendemos por qué quieren dinamitarlo", afirmó. Pese a la acometida de Cubero, el PSOE no quiso dar por roto el diálogo con ZEC y el lunes tendrán una reunión de grupo para seguir estudiando las cuentas área por área.

Las palabras de Cubero, que mantiene un duro enfrentamiento con el PSOE, llegan después de su comparecencia el miércoles para cargar contra la gestión de la contrata de Parques y Jardines durante la etapa socialista. Y pone en evidencia la división interna que existe en este momento en ZEC a la hora de abordar la negociación presupuestaria y la gestión política del Ayuntamiento, en la que Cubero gana fuerza y protagonismo frente al concejal de Economía, Fernando Rivarés, cada vez con menos influencia.

Etiquetas
Comentarios