Despliega el menú
Zaragoza

Codo recupera las vaquillas de agosto

El Ayuntamiento acaba de recibir la autorización que en verano le denegó la DGA y ha decidido organizar el festejo taurino que fue suspendido antes de que concluya el año.

Codo tendrá vaquillas este año. El Ayuntamiento acaba de recibir la autorización que el Gobierno de Aragón le denegó el pasado mes de agosto y ha decidido organizar in extremis el festejo taurino suspendido, aunque sea a pocos días de las campanadas y con el frío como compañero de faena.

Todo está listo para que el próximo sábado por la tarde, los vecinos y visitantes puedan resarcirse del varapalo que supuso que el 19 de agosto la DGA impidiera el inicio del espectáculo, a solo dos horas de que comenzara. La Dirección General de Interior del Ejecutivo autonómico denegó entonces el permiso para la becerrada y el toro embolado programados durante las fiestas patronales en honor de San Bernardo porque no recibió en plazo el contrato del director de lidia y el municipio no había solicitado la presencia de un veterinario.

Tal y como reconoció ayer Alejandro Luis, concejal de Codo, se presentó la documentación "tarde y mal". Aquel contratiempo "fue un fiasco" y, aunque en un principio causó malestar entre la población, después los vecinos "lo entendieron". Para Luis, aquella suspensión provocó "una gran desilusión" porque afectó a varios actos programados durante las fiestas y porque, además, "estaba ya todo montado". En concreto, se habían previsto cinco espectáculos.

Sin embargo, y lejos de posponer los festejos taurinos en el pueblo hasta el verano de 2017, los responsables locales no quisieron que el año llegase a su fin sin que Codo tuviera sus vaquillas.

"Nunca había pasado", aseguró el edil. Así que los representantes municipales se pusieron manos a la obra para que 2016 no pasara a la historia como el año que no se celebrara la tradicional becerrada. "Hemos querido que no se pierda esta costumbre, ligada siempre a las fiestas, pero también es una manera de pedir disculpas a los vecinos por lo que ocurrió en agosto", señaló.

De la misma opinión se expresó el alcalde, Raúl Cuevas (PP), quien destacó: "La DGA nos advirtió de que si no celebrábamos este año el toro de ronda, como era una tradición, ya no podríamos volver a organizarlo otro año". Así que, con el calendario delante, determinaron recuperar estos actos aprovechando el puente de diciembre.

El concejal Alejandro Luis explicó que, con la ayuda de voluntarios, ya se ha instalado el vallado provisional para acoger el sábado que viene los festejos taurinos en una plaza de la localidad. A las 16.00 se iniciarán las vaquillas, que se prolongarán durante dos horas aproximadamente. Después de cenar, en torno a las 22.30, se organizará el toro de fuego, con la presencia del grupo de emboladores Virgen del Pilar. Este espectáculo está previsto que termine a las 0.00.

Para garantizar que toda la tramitación estaba en regla en esta ocasión, el Ayuntamiento envió la documentación a la DGA para solicitar una nueva autorización con un mes de antelación. El martes de la semana pasada llegó el permiso de Interior.

Olivas y toro embolado

El sábado 10, Codo, donde residen cerca de 200 personas, vivirá un día grande. El Ayuntamiento ha organizado la Fiesta de la Oliva, coincidiendo con la campaña de recogida, y ha incluido el espectáculo taurino en el programa. "Esperamos que no llueva y que el tiempo nos respete", señaló el edil de la localidad. "De momento, las previsiones no dan tormentas para esa tarde", dijo.

Las vacas no serán las únicas estrellas del cartel. Por la mañana, los niños disfrutarán con el chupinazo y los cabezudos y por la noche habrá orquesta y un homenaje a los quintos del 68.

"Ante todo –dijo el alcalde– queremos agradecer a la gente la paciencia que ha tenido todo este año. Los vecinos están contentos por el hecho de que hayamos recuperado el toro embolado y se vayan a celebrar las vaquillas".

Etiquetas
Comentarios