Despliega el menú
Zaragoza

La DPZ traslada su nuevo plan unificado a los alcaldes de la provincia

El reparto de fondos agrupará 24 líneas de subvenciones anteriores y estará dotado con 50 millones de euros. Los ayuntamientos podrán conocer en diciembre el importe que recibirán en 2017.

Reunión de alcaldes de la DPZ
Reunión de alcaldes de la DPZ
Aránzazu Navarro

La Diputación de Zaragoza ha dado a conocer el nuevo Plan Unificado de Subvenciones (DPZ Plus), que unificará hasta 24 líneas de ayudas anteriores y que estará dotado con 50 millones de euros. Más de 450 representantes locales y secretarios municipales han asistido este martes al II Foro de Alcaldes, convocado por la institución provincial en la Ciudad Escolar Ramón Pignatelli, y en el que se han desgranado los detalles del reparto de fondos para el próximo año.

El presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, recordó que en su toma de posesión se comprometió a “dar voz a los alcaldes”. Adelantó que se empezó a trabajar en este plan hace un año, tras convocar a los ediles y conocer que “querían menos burocracia, más autonomía local y financiación suficiente”. A partir de ahora, serán los propios ayuntamientos los que, conociendo con antelación el importe de subvenciones que recibirán en 2017, “elaboren sus presupuestos” y destinen el dinero “a las necesidades reales que tengan”.

En este sentido, Sánchez Quero destacó que “se invierte radicalmente la relación de la DPZ con los ayuntamientos”. Hasta la fecha, “estos se tenían que ajustar a la convocatoria de subvenciones y ahora será la DPZ quien adapte su presupuesto a las prioridades que soliciten”.

Los fondos (50 millones) se repartirán con una cantidad fija por municipio (cada uno percibirá en torno a 67.000 euros) y una variable, que dependerá del número de habitantes (recibirán 103 euros aproximadamente por vecino). Cada localidad podrá decidir a qué destina su subvención, teniendo en cuenta que, como máximo, el 60% será para gasto corriente y, como mínimo, el 40% para inversión, tal y como explicó Gregorio Sánchez Torralba, coordinador del gabinete de la Presidencia de la DPZ.

El portavoz del PP en la Diputación de Zaragoza, Francisco Artajona, lamentó que “para una decisión tan importante no se haya contado con el principal grupo de la oposición, rompiendo así un consenso que ha presidido esta casa en los últimos 20 años y que ha sido siempre positivo para el conjunto de los municipios”. “Lo que estamos viendo es que esto supone un giro de 180 grados de lo que hasta ahora mismo ha estado haciendo la Diputación Provincial de Zaragoza”.

La mayoría de alcaldes asistentes al encuentro trasladaron su satisfacción por el nuevo plan, aunque el representante municipal de Calatayud, José Manuel Aranda (PP), expresó su rotundo rechazo porque, según dijo, este plan “afecta muy negativamente a los municipios grandes" y Calatayud es la localidad "que peor parada sale de toda la provincia".

Etiquetas
Comentarios