Despliega el menú
Zaragoza

La empresa de Tarazona Abitan Turiaso compra el hotel Brujas de Bécquer

La ciudad recupera, de esta forma, el que ha sido el buque insignia de la hostelería turiasonense durante décadas.

El hotel Brujas de Bécquer de Tarazona volverá a abrir sus puertas en la primavera de 2017. La empresa Abitan Turiaso se impuso ayer a los otros dos candidatos en la subasta efectuada en el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Zaragoza. De esta forma, la ciudad recupera el que ha sido el buque insignia de la hostelería turiasonense durante décadas.

La empresa que gestionará a partir de ahora el establecimiento es un negocio familiar. Su gerente, Fernando García, no quiso ayer desvelar el precio de la compra, "aunque al ser una subasta judicial el juzgado publicará el edicto con el precio, pero no me parece ético decirlo ahora".

Sí adelantó que el funcionamiento será similar a lo que había: trabajando eventos, hotel y restaurante. "Vamos a cambiar el modelo de gestión porque creemos que con la crisis actual el modelo que ha habido hasta ahora no es viable", señaló García. La sociedad Hoteles del Queiles, antigua propietaria del hotel, contaba con ochenta socios, un handicap difícil de superar, según el nuevo gerente. "La toma de decisiones era muy difícil por la dispersión del accionariado, no había un inversor de referencia que tirase del carro y eso no ha sido bueno adaptarse a los tiempos", opinó el turiasonense.

El proyecto de Abitan Turiaso para el Brujas de Bécquer es ambicioso, y prevé una inversión de entre 400.000 y 450.000 euros para ejecutar reformas en el plazo de tres años. "Vamos a modificar algo en las habitaciones, y la mayor inversión que tenemos que hacer es en la cocina porque entendemos que ahí es donde tenemos que concentrar el mayor esfuerzo", adelantó Fernando García. Igualmente, en las salas de eventos se ejecutarán reformas, "donde hace falta más inversión".

Pero en la primavera de 2017 quieren empezar a recibir clientes, "porque hay que generar ingresos" y quieren que desde ese momento "se note el cambio". El establecimiento contará con una plantilla inicial de entre 16 y 18 personas.

Los condicionantes afectivos han sido "importantes" a la hora de tomar esta decisión, pero "no lo más decisivo". En julio se hizo la oferta económica, y las otras dos propuestas llegaron en el último momento, "cuando ya el juzgado había autorizado la venta directa".

"Somos de aquí, vivimos aquí, y entendemos que es necesario esta actividad dentro de la población. De paso, si le podemos devolver a la ciudad algo de lo que la ciudad nos ha dado a los socios, estaremos contribuyendo a que la localidad mejore, pero sin perder de vista que esto es una inversión empresarial", apuntó el gerente de Abitan Turiaso

Etiquetas
Comentarios