Despliega el menú
Zaragoza

La oposición fuerza a ZEC a retirar la recalificación de los depósitos de Pignatelli

Urbanismo deberá volver a negociar con los grupos este plan de 50 viviendas.

Los concejales de ZEC Teresa Artigas y Pablo Muñoz, en la comisión de pleno del pasado octubre.
La oposición fuerza a ZEC a retirar la recalificación de los depósitos de Pignatelli
O. Duch

Ante la falta de apoyos, el gobierno de ZEC se vio forzado ayer a retirar la propuesta de recalificación de los depósitos de Pignatelli para construir 50 viviendas libres y generar una nueva zona verde entre los distritos de Torrero y Universidad. Pero el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, no solo no logró su objetivo de sacar la operación adelante. Además tuvo que soportar duras críticas de todos los grupos de la oposición por haber cambiado de posición, dado que hasta ahora se había opuesto a cualquier operación residencial en este solar por considerarla especulativa. Es más, el programa electoral de ZEC rechaza la venta de suelo público.

La falta de definición del proyecto y las dudas sobre su financiación, dado que con la venta del suelo residencial no se puede pagar tanto la urbanización como los equipamientos previstos, fueron los principales argumentos de PSOE y PP para desmarcarse del plan. El PP estaba dispuesto a votar en contra del expediente, mientras que el PSOE se decantaba por la abstención. Al requerirse mayoría absoluta y no alcanzarla con los apoyos de Ciudadanos y CHA, Muñoz planteó la retirada del expediente para abrir una nueva negociación. Esta decisión se sometió a votación y salió aprobada por unanimidad.

Muñoz insistió que se trata de un proyecto cuyo objetivo fundamental es crear una nueva zona verde en los suelos de los depósitos, de titularidad pública, así como diversos equipamientos de barrio. Destacó que el proyecto responde a un proceso de participación ciudadana.

Respecto a la inclusión de viviendas, opción a la que se opuso cuando era edil de IU hasta el punto de frenar un proyecto similar del PSOE, asumió que "no es la posición inicial" que defendía, "pero era consensuada". Es más, sorprendió al decir: "Si tuviera mayoría absoluta, no plantearía viviendas. Las viviendas no son necesarias. Pero siendo consciente de que es necesario que haya una mayoría suficiente, estoy dispuesto a ceder".

Ni siquiera los grupos que apoyaron el expediente respaldaron a Muñoz. El concejal del PP, Pedro Navarro, afirmó: "Aún teniendo gente a favor, sus proyectos reciben palos". A su juicio, con la propuesta de Pignatelli el gobierno de ZEC "no vende suelo público, sino que lo regala"."Esta operación es una chapuza", afirmó el edil popular.

La socialista Lola Ranera recordó que la modificación del Plan General propuesta es similar a la que hizo el PSOE en 2012 y que contó con el rechazo de IU. "¿Ahora acepta las recalificaciones para financiar proyectos?", afirmó Ranera, que dijo que la propuesta "apesta a buenismo". Aseguró que el plan es "insuficiente" para sufragar los equipamientos y la urbanización. "Apoyaremos el proyecto, pero hágalo bien", señaló.

Alberto Casañal, de Ciudadanos, respaldó la operación "por responsabilidad", pero expresó sus dudas sobre la financiación. "No sabemos si con esas viviendas se va a poder pagar", dijo. La concejala de CHA, Leticia Crespo, condicionó su apoyo a que incluya VPO en la aprobación definitiva. Eso sí, subrayó "el papelón" de Muñoz al asumir esta recalificación para viviendas "de lujo". "El que al cielo escupe, a la cara le cae", concluyó la edil.

Etiquetas
Comentarios