Despliega el menú
Zaragoza

El Gancho ganará una nueva plaza con un plan para mejorar el entorno de la calle Echeandía

Urbanismo prevé aprobar hoy la reordenación de esta degradada zona con unas 30 nuevas viviendas.

La zona.
El Gancho ganará una nueva plaza con un plan para mejorar el entorno de la calle Echeandía
Heraldo

Una de las zonas más deterioradas del Casco Histórico va a tener al menos la posibilidad de experimentar un cambio radical. La Gerencia de Urbanismo de hoy tiene previsto aprobar la modificación definitiva de un cambio del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que pretende reordenar la zona de solares del entorno de las calles de Boggiero y Echeandía. La idea es crear una pequeña plaza, 30 nuevas viviendas y un local para instalar un equipamiento municipal de reducidas dimensiones. No obstante, se trata de un proceso que se prevé largo y que dependerá en parte de la voluntad de los propietarios.

El espacio de la actuación tiene 1.645 metros cuadrados, que ahora mismo suponen una de las mayores cicatrices urbanas del Casco Histórico. Aunque no es una superficie muy grande, sí es importante por su ubicación, entre Conde de Aranda, César Augusto, San Pablo y la calle de Las Armas. La calle de Pedro Echeandía, según revela el plano de detalle más antiguo de Zaragoza, no ha cambiado al menos desde 1712, y en su día debió acoger una puerta de entrada a la antigua morería. Tampoco se descarta que antes, en la época romana, una construcción –tal vez un estadio– le diera su característica curva.

Este entorno ha llegado a día de hoy muy degradado, con solares abandonados y tomados por la vegetación o destinados a aparcamiento. El plan para reformarlo ya se aprobó de manera inicial en el mes de julio con el voto favorable de todos los partidos. Hoy, con la aprobación definitiva, también se prevé que haya unanimidad.

Si el plan se acaba ejecutando, la zona ganará una plaza de 400 metros cuadrados, un tamaño pequeño –la plaza de San Braulio tiene 500 metros cuadrados–, pero que permitirá descongestionar la zona. Según figura en la modificación del plan, la calle de Echeandía y la traza del antiguo callejón del Saco se pavimentarán con los mismos criterios que tienen las calles del entorno. Sin embargo, para la plaza se propone un pavimento diferente que destaca visualmente. También se recomienda instalar una fuente, junto a la que se agruparían los elementos de iluminación y mobiliario. El trazado del antiguo callejón del Saco se va a perfilar con un cambio de pavimento y con la plantación de una fila de árboles de bajo porte.

El plan para esta zona del Gancho incluye la construcción de como mucho 30 viviendas que terminarán de conformar la plaza, así como un pequeño equipamiento municipal de 400 metros cuadrados.

Con la presumible aprobación del plan hoy en Urbanismo se da el instrumento necesario para poder revitalizar la zona, algo que, en última instancia, dependerá de los propietarios. El problema es que se trata de una zona muy fragmentada, más allá del 33% que posee el propio Ayuntamiento a través de la sociedad Zaragoza Vivienda.

Etiquetas
Comentarios