Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Almunia y Calatayud estrenan sendos proyectos para personas con discapacidad

Este mes han entrado los seis primeros usuarios de unas viviendas acabadas en 2011.

Beatriz (izda.), Tatiana, Carmen, Juan, Ángel e Inmaculada Gracia, directora del centro de Adispaz.
La Almunia y Calatayud estrenan sendos proyectos para personas con discapacidad
Macipe

Dos asociaciones de familias de personas con discapacidad, Adispaz y Amibil, en La Almunia de Doña Godina y Calatayud, respectivamente, han puesto en marcha dos proyectos que llevaban años esperando.

La asociación de padres de personas con discapacidad La Paz ha abierto una residencia de ámbito rural conformada por dos viviendas, que tenía acabadas desde el año 2011. En este mes de noviembre, de forma progresiva, se han incorporado los seis usuarios de este nuevo equipamiento. Estas dos viviendas disponen de capacidad para diez personas, pero son seis las que, de momento, el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha concertado. De las diez plazas, una es de respiro familiar, para usos ocasionales.

El IASS ha sido quien ha valorado a los residentes para adjudicar las plazas. "Si decidimos apostar por este tipo de viviendas en el ámbito rural era para que no perdieran esos contactos", comentó Inmaculada Gracia, directora de Adispaz.

La valoración del equipo profesional de esta entidad sin ánimo de lucro es muy positiva y desde hace tiempo venía trabajando con los residentes en un programa de adaptación a la vida autónoma. Por la avanzada edad de los padres de algunos de los usuarios se hacía necesario este recurso, con el que se intenta evitar que estas personas tengan que abandonar su localidad y sufran el desarraigo.

Así se han completado los servicios de centro ocupacional y centro de día que viene ofreciendo desde hace años. En la actualidad son 24 las personas a las que aquí se atienden, de las comarcas de Valdejalón, Aranda, Ribera Alta de Ebro, Comunidad de Calatayud o Campo de Cariñena.Amibil estrena su residencia

Por otro lado, otra entidad de familias de personas con discapacidad, Amibil, ha estrenado las diez primeras plazas de su residencia. Dispondrá en total de 44, pero todavía hay que terminar las obras de la primera planta, en la que se sigue trabajando y para la que continúa la búsqueda de financiación.

El miércoles pasado entraron los primeros residentes, después de tres años de obras y de una inversión que al finalizarse rondará los 2,3 millones de euros. Este proyecto está pendiente desde el año 2002, cuando se presentó junto con el del centro de día y ocupacional, que entonces sí salió adelante. Quedan por ejecutar 280.000 euros de obra más otros 250.000 para equipamiento, y son otros diez usuarios de Amibil, los que han quedado en lista de espera para ocupar una de las 34 plazas que se quieren crear a lo largo de 2017.

Luego habrá que esperar el concierto de las mismas por parte del IASS. La puesta en servicio de la totalidad de las instalaciones es importante para Amibil, porque de ello depende la rentabilidad de esta infraestructura asistencial, que se ha abierto con la contratación de ocho personas más.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión