Zaragoza

´Historias de un ictus` cargadas de emociones

La exposición, protagonizada los periodistas Ramón J. Campo y Aránzazu Navarro, muestra ejemplos de superación de la enfermedad.

A la fotógrafa Aránzazu Navarro se le ocurrió la idea de acercarse al ictus de una forma diferente:

sugiriendo, más que mostrando, de qué forma las personas afectadas luchan para salir del pozo oscuro de esta enfermedad. El reto en forma de exposición lo asumió la Federación Española del Ictus y ayer llegaron a Zaragoza las fotografías: las suyas y las de Sara López, David Campos y Francisco Ferrer. Son las cuatro ´Historias de un ictus` que se pueden ver en el Centro Cívico Río Ebro (c/ Alberto Duce, 2) hasta el 30 de noviembre.

Aránzazu pensó en el periodista Ramón J. Campo, compañero de HERALDO DE ARAGÓN que sufrió un ictus, para hacer realidad el proyecto. Su relato se resume en cinco fotografías con una gran carga emotiva: las hojas alborotadas de un libreta, la piscina como icono de la rehabilitación, la familia... Todo evoca el deseo de recuperar la normalidad perdida.

“Su historia me pareció increíble, aprender a leer y escribir de nuevo; ha tenido muchos apoyos, pero él es el que ha hecho el gran esfuerzo”, comentó Aránzazu. La réplica se la dio Ramón J. Campo hablando de esperanza: “Claro que se sale; hace falta voluntad y ayuda, pero la gente tiene que saber que se puede superar”.

Al acto asistieron la presidenta de la Federación Española, Carmen Aleix, y su homólogo aragonés, Víctor Magdalena, además de compañeros de los protagonistas como los fotógrafos Asier Alcorta, Javier Belver y Ramón Comet, y los periodistas Christian Peribáñez y Sole Campo. Todos fueron conscientes de los retos que supone un ictus. Ramón, Bruna, Luis y Vicenta ya han pasado por ese mal trago y sus cuatro historias de vida son un ejemplo a seguir.

Etiquetas
Comentarios