Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los vecinos sacarán las escobas a la calle ante el incremento de la suciedad en los barrios

Las Fuentes retoma sus escobadas reivindicativas, que podrían llegar a otras zonas. Las asociaciones consideran que la situación se ha cronificado y exigen cambios.

Basura acumulada en las calles y contenedores del entorno del Gancho, una de las zonas señaladas por los colectivos vecinales.
Los vecinos sacarán las escobas a la calle ante el incremento de la suciedad en los barrios
Raquel Labodía

Papeles, cubos llenos, excrementos de animales... La limpieza de Zaragoza es "manifiestamente mejorable". Así, al menos, lo creen parte de sus vecinos. Los de Las Fuentes retomarán sus escobadas reivindicativas a finales de año o principios de 2017 ante el incremento de la suciedad. Lo harán con un doble objetivo: concienciar a la ciudadanía y exigir al Ayuntamiento "una mayor actividad limpiadora". Su presidenta, y titular de la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza, Nieves Boj, espera que la propuesta, desarrollada en cuatro zonas del barrio en 2011, tenga un efecto "multiplicador" y se expanda "hacia otros distritos".

Es consciente de que el nivel de limpieza va por zonas. Las escobadas de Las Fuentes buscarán "llamar la atención de la Administración", pero hay cuestiones como el cierzo que "no se pueden evitar". Lo importante, recalcó, es concienciar de que "la calle es un espacio público".

Alberto Cubero, concejal de Servicios Públicos, reconoce que la limpieza es "mejorable". "En 2012, con los recortes, se produjo una reducción de calidad que todavía no se ha recuperado y que se está notando en los barrios", dijo. Zaragoza en Común se está planteando "repensar" los servicios, analizar si tendría sentido "una recompensación" para ajustar recogida y barrido manual. El edil aboga por recuperar el nivel de inversión. Considera, asimismo, que FCC tendría que cumplir "más estrictamente" el pliego de condiciones.

Los colectivos vecinales creen que hace falta actuar ya. José Luis Rivas, presidente de la Unión Vecinal Cesaraugusta, sostiene que "algo no funciona". Puntos concretos como la calle de Pignatelli o la de José Zamoray, en el Centro, presentan un cuidado "muy deficiente". "Si esto es lo que estipula el contrato es que no está bien redactado", opinó. La asociación recibe quejas "de manera constante". El problema es que el Casco es una zona con excesivos recovecos y callejones. Aunque esto "complica" las tareas, cree que carros y escobas deberían llegar donde no lo hacen las máquinas.

La situación parece haberse cronificado. "Ya no es solo un problema de estética, sino de salubridad", recordó, al tiempo que abogó por "poner las pilas" tanto a FCC como a las administraciones.

A su parecer, los niveles actuales "no son achacables a los recortes". Zaragoza "sufre enormes carencias" en este apartado. Prueba de ello es la zona cercana al Mercado Central. "Hay papeleras rotas y cubos dejados", afirmó. Considera que la limpieza no merece más de un cinco sobre diez, opinión que comparte Manuel Clavero, presidente de la Asociación de Vecinos de Oliver. Pese a que da un suficiente de media, admite que "hay zonas de dos y zonas de ocho". Esta, reconoció, es una de las principales preocupaciones de los vecinos del barrio.

El colectivo desarrolla acciones "por un barrio limpio". Este año se ha impulsado "una campaña de sensibilización".

El efecto de los "recortes"

Clavero considera que al cambiar el sistema de limpieza hace tres años se generaron "diferentes problemas" que se unen a la estrechez de las calles, por las que los camiones "no pasan todos los días". "Además, hay personas que no tienen fuerza para darle al pedal de los cubos de basura y dejan las bolsas fueras", añadió, y puso como ejemplos la calle de Villalpando o la de San Eloy. "En cuanto dejan de pasar se acumula la basura", lamentó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión