Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete
#YoComproEnAragón

Cinco céntimos que se restan a las compras

En 2017 la zona azul será un poco más cara. El Consistorio dice que es para favorecer la rotación y beneficiar a los comerciantes, pero estos tienen dudas del ‘beneficio’.

Una mujer paga en un parquímetro, en el centro de Zaragoza.
Cinco céntimos que se restan a las compras
Aránzazu Navarro

No saca de pobre ni busca la ruina. No es una cantidad desorbitada, pero puede tener sus repercusiones. El año que viene, según las ordenanzas fiscales recién aprobadas, la segunda media hora de la zona azul costará 5 céntimos más. El Ayuntamiento justifica que servirá para estimular la rotación en los estacionamientos, pero la oposición cree que hará un flaco favor a los comerciantes, dado que supone una pequeña traba (estar pendiente de mover el coche) para quienes compran en las pequeñas tiendas.

Entre los comerciantes hay también división de opiniones: unos creen que les favorecerá que haya más movimiento y flujo de clientes, y otros lamentan que el pagano es siempre el mismo –el bolsillo del ciudadano– y que, por tanto, la subida no les beneficia. También los hay que creen que así lo único que se incentiva es comprar en las grandes superficies de la periferia donde, aunque a veces toque aguantar retenciones, hay parquin gratis.

"El problema en el centro es que no hay alternativa de estacionamiento. Imagino que la gente asumirá la subida pero –vaya– las beneficiadas serán las arcas municipales, no las tiendas. Cuanto más cobren, peor será para nosotros, pero qué le vamos a hacer", dice Óscar Sanz, de la asociación de comerciantes de Don Jaime.

Ángel Gálvez, secretario de la Asociación de Comerciantes de Fernando el Católico, considera que "es una zancadilla más para el público que usa los parquímetros. Si hay más gravamen, es más difícil que vengan a comprar o a consumir", afirma. Y duda de que una mayor rotación les beneficie: "En la hostelería si la gente se queda a comer es muy fácil superar la primera media hora".

Sanz también recuerda que en el corazón de la ciudad apenas hay párquines (el de Puerta Cinegia o el hotel Reino de Aragón) y que los comerciantes más veteranos tenían esperanzas en el que se proyectó hace quince años en Independencia y se descartó finalmente tras encontrar restos arqueológicos.Debate político

El concejal de Economía, Fernando Rivarés, aseguró que había "informes técnicos del área" que eran partidarios de esta subida, pero la portavoz de C’s, Sara Fernández, le pidió ver esos documentos ante la sospecha de que "todo lo que hay es una petición de la concesionaria del servicio", la empresa Z+M, a la que el Ayuntamiento ha accedido con la intención de recaudar más.

En la zona azul se aplicará un incremento de 5 céntimos tras los primeros 30 minutos de estacionamiento, esto es, se alcanzarán los 70 céntimos, lo que supone un 7,6% de aumento. El periodo mínimo de 25 minutos seguirá costando 0,25 euros. También se eleva el precio por aparcar 60 minutos en la zona naranja, que pasa de 1,10 a 1,15 euros.

Javier Ejarque, responsable de Z+M, señala que el objetivo de la subida del precio es que "la gente que deja el coche durante todo el día, no lo haga, y se puedan dejar plazas disponibles para que haya una mayor rotación". La intención, incide, es que "al haber más sitios libres haya más actividad y puedan llegar más clientes a los comercios". Además, afirma, "la tarifa de Zaragoza sigue siendo de las más baratas de España, y se trata de la menor subida que podíamos plantear" .

Fuentes de la concesionaria explican también que continúa existiendo un déficit de plazas respecto a las definidas en el contrato e informan de que la ocupación media de la zona azul es del 82%, si bien hay zonas como el Centro, Espoz y Mina o el Casco Histórico, que son de lo más demandadas.

En la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios (ECOS) son partidarios de aumentar con el consenso de los vecinos y la junta de distrito el número de plazas en barrios como San José, donde resulta muy difícil encontrar aparcamiento, mientras que la presidenta de la Federación de Asociaciones de Barrios, Nieves Boj, siempre ha sido partidaria de reducir el uso del coche privado.

El único consuelo que les queda a los comerciantes es que el Ayuntamiento parece haber descartado definitivamente las calles o tramos de rotación obligatoria y, también, que se cobre los sábados en la zona azul.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión