Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Primeros apuntes para las fiestas del Pilar de 2017

Las Casas Regionales y los puestos de Echegaray "necesitan modernizarse" y se estudiará que el parque ‘Río y Juego’ de Ranillas pueda abrir en otras fechas del año.

La Sidroneta.
Los 'food trucks' toman Echegaray en unos Pilares muy gastronómicos

Aún faltan doce meses hasta las próximas fiestas y, al menos, cinco para que comience a definirse la programación en los grupos de trabajo, pero en la comisión de Cultura de ayer ya se dejaron entrever algunas ideas clave del Pilar de 2017.

Algunos espacios se han quedado antiguos.

"Su ubicación y estética requiere una actualización", decía ayer el responsable de Cultura, Fernando Rivarés, respecto a tres escenarios concretos: las Casas Regionales de la plaza de Aragón, los puestos gastronómicos de Echegaray y las casetas de la plaza de los Sitios. El número de visitas ha caído este año entre un 50% y un 65% y el ‘pinchazo’ se atribuye a que son espacios que"no se han modernizado ni han sido repensados". Además, en contraste, el éxito del festival de ‘food trucks’ les ha sacado aún más los colores.

El espacio infantil de Ranillas podría repetir en Navidad, San Valero o verano.

Fue, sin duda, el gran éxito de las fiestas y el Consistorio quiere aprovechar el tirón y la gran acogida para brindar más actividades a los niños en otras fechas fuera del Pilar. En San Valero o en verano podría volver a abrir sus puertas –acaso con un formato más limitado– el parque Río y Juego, que recibió 168.000 visitas en nueve días. Así, además, se aprovecharía la inversión de 70.000 euros que requirió volver a poner a punto el frente fluvial.

La ‘Zona Joven’ durará más días.

El espacio para jóvenes de entre 13 y 17 años que se ideó en la sala Multiusos funcionó a las mil maravillas los tres días que permaneció abierto."No se vio ni una litrona y tampoco fue exclusivamente tecnológico u orientado a los videojuegos", explicaba ayer Rivarés, satisfecho con los 15.100 adolescentes que disfrutaron de esta "alternativa de ocio saludable", ideada –además– con las Casas de Juventud. Es probable que en 2017 la cita no se limite únicamente a tres días sino que se prolongue –quizᖠtoda una semana.

El chasco de la carpa de la Federación de Barrios.

"No se hizo bien y hay que trabajarlo más", reconocía ayer Rivarés, después de las críticas unánimes a la carpa que se abrió en el parque Bruil. "Fueron cuatro chiringuitos mal montados y uno de Podemos", dijo Carmelo Asensio (CHA), mientras que Sara Fernández (C’s) consideraba discrecional el criterio de programación de la carpa. Aunque el gobierno se escudó ayer dicie ndo que la forma de trabajo con la FABZ fue "como en la Cincomarzada", reconoció que el espacio de las entidades sociales distó de ser lo que se había planteado en los grupos de trabajo.   

El ‘Off de calle’, a los parques de los distritos.

En su afán por descentralizar las fiestas, el Gobierno sería partidario de que las actuaciones del certamen de teatro de calle pudieran hacerse, por ejemplo, en los parques de La Paz o de Las Delicias. San Bruno y el Náutico se quedan pequeños y así, además, se distinguirían del resto de teatrillos y representaciones que abundan en las plazas del centro en las fiestas.

Cirugía fina para la Ofrenda.

La limitación de participantes por grupo (y acaso también la previsión de lluvia) hizo que este año la Ofrenda fuera muy fluida y apenas registrara retrasos. Los grupos, no obstante, critican que se decidiera unilateralmente prescindir del concurso de trajes regionales y de ramos de flores, al margen de la polémica de hacer pagar a las empresas por poner sus logotipos en los centros. El año que viene, por cierto, el día grande cae en jueves y habrá macropuente, por lo que la previsión es que la Ofrenda siga creciendo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión