Despliega el menú
Zaragoza

Otra oportunidad para la Harinera

Asociaciones y vecinos de Casetas crean la plataforma ‘Métete en harina’ para recuperar y dotar de usos a la Harinera del Ebro.

Interior abandonado de la Harinera de Casetas.
Interior abandonado de la Harinera de Casetas.
Plataforma Harinera

Entre callejuelas angostas y viviendas de todo tipo, en un rincón del barrio zaragozano de Casetas, aguarda una joya del patrimonio industrial. La Harinera del Ebro, ubicada en la calle del Moncayo, es en la actualidad un edificio abandonado, recuerdo de la arquitectura de principios del siglo XX y que languidece sin uso desde hace diez años. Pero los vecinos, que han visto desaparecer una a una todas las estructuras que les conectaban con esa época, se resisten a que desaparezca este último vínculo de la población con su más inmediato pasado fabril.

Por eso, el pasado mes de mayo se presentó la plataforma ‘Métete en harina’, asociación en la que están implicados todo tipo de colectivos y entidades del barrio y que surge con el único objetivo de revertir el edificio –en la actualidad en manos privadas– al barrio de Casetas y que pueda ser aprovechado para usos socioculturales y como centro de interpretación de la historia de las fábricas.

Desde hace cuatro meses los miembros de la plataforma están dedicados a recabar apoyos, como las casi 3.500 firmas que llevan en la web Change.org o las más de 1.000 que han conseguido solicitando colaboración persona a persona. "El patrimonio industrial se ha perdido. Es el único exponente que queda y queremos recuperarlo", explican fuentes de la asociación. Detallan que, aunque "hace años ya intentó que revirtiese", la iniciativa no salió adelante.

La reciente experiencia de la Harinera de San José, reconvertida en un espacio para actividades culturales y ciudadanas, ha dado alas a los vecinos de Casetas para soñar una vez más con dar uso a su antigua fábrica. Así, la plataforma se ha puesto en contacto con todos los partidos políticos y con el Ayuntamiento de Zaragoza. "Perece que todo el mundo está por la labor, se les ve muy dispuestos y ven con buenos ojos el proyecto, pero por delante va el dinero", resumen desde ‘Métete en harina’.

Una de las propuestas que los vecinos defienden para el centro es que albergue la escuela de música local, ya que en su actual emplazamiento se ha quedado "pequeña" para acoger a todos los alumnos. Así, el pasado 24 de septiembre, con motivo de la celebración del Día de la Música, se leyó un manifiesto en favor de la recuperación de la Harinera, se ofreció una charla informativa y se colocaron puestos para dar a conocer la reivindicación. Un centro de interpretación es la otra idea que se baraja para revitalizar el edificio, que cerró en junio de 2006.

Antes de que echaran la persiana, las instalaciones vivieron una larga historia.La harinera estaba compuesta por tres edificios, el más antiguo de 1913 y el más moderno de 1932. En total, dos almacenes y la propia nave de la fábrica, que en 1925 adquirió Juan Solans Latorre y que permanecieron en su familia hasta su cierre.En la actualidad, parte del conjunto ha sido derruido. Se conserva intacto el edificio principal, que por su característica fachada de ladrillo amarillo está protegida por el Consistorio zaragozano.

Etiquetas
Comentarios