Despliega el menú
Zaragoza

La falta de ayudas paraliza las obras del tejado de la iglesia de Santiago en Luna

Los trabajos de renovación de la cubierta del templo no se reanudarán hasta el año que viene.

La iglesia de Santiago y San Miguel, ayer en Luna.
La falta de ayudas paraliza las obras del tejado de la iglesia de Santiago en Luna
Noeli Barceló

Las obras de renovación de la cubierta de la iglesia de Santiago y San Miguel, que se encuentra cerrada al culto desde el 2013, no se reanudarán hasta el año que viene. El Ayuntamiento de Luna espera acogerse al convenio entre la Diputación Provincial de Zaragoza y el Obispado de Jaca para poder completar las obras. El alcalde Luis Miguel Auría señaló que el acuerdo todavía no se ha firmado y que habrá que "esperar a la convocatoria de las ayudas y a la redacción del proyecto para concluir la última fase de las obras", por lo que es difícil que las labores puedan empezar antes del próximo año.

La principal preocupación de los vecinos es que la lluvia pueda ocasionar un nuevo hundimiento en la cubierta antes de completar el proyecto, como ya sucedió durante los trabajos de la segunda fase. Por eso, el Ayuntamiento ha decidido, dependiendo de la ayuda que necesiten, "concertar un préstamo y completar la renovación", ya que el Consistorio hace frente a los gastos del alquiler de la grúa.

Aunque hace un año se consideró la idea de acordar un préstamo con el Arzobispado de Jaca que amortizarían el Ayuntamiento y los vecinos, no se alcanzó un acuerdo y el proyecto volvió a paralizarse, dejando pendiente el último tercio de la cubierta.

Este templo, de estilo tardobarroco, fue construido entre 1734 y 1767 y en su interior posee varias piezas, esculturas y pinturas de importante valor histórico. El paso del tiempo, las termitas, la humedad y los excrementos de palomas han provocado importantes desperfectos en la estructura de la cubierta que acabó derrumbándose parcialmente sobre la bóveda en el mes de febrero de 2013. Las dependencias del Hogar Parroquial acogen desde entonces la celebración de las misas, pero los 70 metros cuadrados se quedan muy escasos para las celebraciones de los sábados y domingos. Para estos días, la iglesia románica de Santiago, situada en el barrio de la Corona, acoge las ceremonias.

Reparar los daños

El Ayuntamiento de Luna ha solicitado la ayuda de DPZ y CHE para reparar los daños que ocasionaron las lluvias del pasado 13 de septiembre. La tormenta descargó en la zona más de 60 litros en poco más de media hora y en las horas siguientes volvían a registrarse 30 litros más. En el casco urbano se produjeron algunas inundaciones como en el albergue, donde los bomberos tuvieron que achicar el agua que entraba desde la calle. Sin embargo, los daños más importantes se registraron en las pistas, caminos agrícolas y barrancos. "La zona afectada por el incendio se ha llevado la peor parte, la falta de vegetación ha multiplicado el efecto del agua", lamentó el alcalde de Luna, Luis Miguel Auría. "Hemos pedido ayudas a las instituciones para poder reparar los daños que son cuantiosos", aseguró el primer edil.

Etiquetas
Comentarios