Zaragoza

Los cabezudos sobresaltan a los jóvenes bilbilitanos

Fiestas en honor de Nuestra Señora la Virgen de la Peña, del 6 al 11 de septiembre.

Los cabezudos asustaron ayer con sus látigos a los muchachos de Calatayud.
Macipe

Ni un día de fiestas se ha perdido la comparsa de gigantes y cabezudos de Calatayud, que sigue siendo un éxito seguro en cada una de sus salidas. La presencia de la chiquillería, inquieta, bulliciosa y vigilante, ha ido marcando cada mediodía los movimientos de Napoleón, el Baturro, la María o el Popeye, siempre vigilados desde las alturas por los gigantes.

La principal avenida de la ciudad, el paseo de Cortes de Aragón ofrece sombra a los paseantes, a quienes en las terrazas disfrutan del vermut, y a asociaciones como las Encajeras Bilbilitanas que por la tarde mostraron sus primorosas labores.

La última hora de la tarde fue para la música, que puso la Orquesta Sinfónica Goya y Nacho del Río. Era el estreno de este espectáculo que el día 7 de octubre albergará la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza. Las entradas se agotaron el lunes, y el Capitol no dejó de aplaudir a su hijo predilecto, a los cincuenta músicos que adaptaron algunas de las jotas más conocidas y que emocionaron a los más de quinientos asistentes.

Esta noche, a partir de las 0.30 Antonio Orozco se sube al escenario del recinto ferial bilbilitano. Es la principal actuación musical de estas fiestas que mañana acaban y que han animado el sector hostelero de la ciudad.

Etiquetas
Comentarios