Zaragoza

Prisión para un hombre que se coló por el tejado de una casa de Malón para atacar a su inquilina

La Audiencia confirma la medida que le impuso la juez y recuerda que desnudó, agredió e intentó matar a la mujer.

La Audiencia Provincial ha decidido mantener en prisión provisional al presunto autor del ataque sufrido el pasado mes de marzo por una vecina de Malón, a la que un hombre que reside en Cascante (Navarra), pero procede de la misma localidad zaragozana retuvo durante más de una hora en su propia casa. Al presunto agresor, de 45 años e identificado como Luis Miguel S. M., se le imputan delitos de tentativa de homicidio, allanamiento de morada, detención ilegal y lesiones. De hecho, según el relato de la víctima, tras acceder a su vivienda durante la madrugada trepando por el tejado, el hombre bajó al salón armado con una pistola, le quitó la ropa y la secuestró durante más de una hora. Cuando la mujer intentó zafarse de su captor y salir a la calle a pedir auxilio, supuestamente, este la agarró por el pelo, la lanzó contra la pared y la amenazó de muerte.

Los hechos se produjeron el pasado 20 de marzo en este pequeño municipio de apenas 400 habitantes ubicado en las faldas del Moncayo. Sin embargo, nada había trascendido hasta ahora de este angustioso secuestro. Según las diligencias de la Guardia Civil, el detenido accedió al escenario de los hechos sobre las 3.45. Lo hizo, mantienen los investigadores, colándose en un patio ubicado en la parte trasera de la casa de la víctima. Según los agentes, una vez allí, el hombre trepó a un tejadillo metálico y llegó hasta la terraza de la tercera planta. Tras abrir la puerta que da acceso a una habitación y desenchufar la antena –creyendo que era la alarma, dicen la Guardia Civil–, el vecino de Cascante bajó dos tramos de escaleras hasta el salón, donde se encontró con la inquilina.

Se despertó al escuchar ruidos

La mujer, a la que habían despertado los ruidos, vio bajar al asaltante con una pistola en la mano y horrorizada salió corriendo hacia la puerta de la calle. Sin embargo, según denunció después ante la Guardia Civil, el hombre la agarró antes de que pudiera abrir y la lanzó contra la pared. Para impedir que volviera a intentar huir, el agresor cerró con llave la puerta y profirió amenazas de muerte contra la víctima. La particular pesadilla de esta vecina concluyó sobre las 5.00, momento en el que su captor decidió abandonar la vivienda.

Cuando denunció los hechos, la mujer, a la que asiste el despacho de Xenia Cabello Cánovas, dio el nombre del ahora detenido, ya que lo conocía del pueblo. Los agentes preguntaron por el hombre en casa de sus padres, que residen en Malón, y estos le llamaron por teléfono para decirle que lo buscaban. Como recordaba el abogado Ángel Trivez al pedir la puesta en libertad de su cliente, este acudió voluntariamente, ya que no imaginaba que lo iban a detener por algo así. Porque no solo niega ser la persona que atacó a la víctima, sino que mantiene que a la hora en que se produjo el secuestro él se hallaba en Malón, pero en el bar Manuel. Cuando cerró, dijo, a las 4.30, cogió el coche y se fue a Cascante. Ni siquiera conoce a la mujer, asegura.

Etiquetas
Comentarios