Despliega el menú
Zaragoza

Luz verde a un alumbrado digno en Ríos de Aragón

El Ayuntamiento ha adjudicado las obras de instalación de nuevas farolas en esta zona de la avenida de Cataluña próxima al barrio de Santa Isabel.

Las calles de la urbanización Ríos de Aragón lucen un tendido con postes de madera y focos.
Las calles de la urbanización Ríos de Aragón lucen un tendido con postes de madera y focos.
Raquel Labodía

Después de años de no pasar de ser un deseo y de figurar en el presupuesto desde 2015, la renovación del alumbrado de la urbanización Ríos de Aragón, en la avenida de Cataluña, será pronto una realidad. El jueves se hizo pública la adjudicación de la obra, con la que está previsto se instalarán 69 farolas con 72 luces tipo led, por 227.977 euros. Con ello, Urbanismo calcula que las obras de instalación del tendido y las luminarias estarán en marcha en octubre y deberían concluirse en un plazo de cuatro meses.

Se trata de una reivindicación histórica de los vecinos de una de las zonas más olvidadas de la capital aragonesa, con la cesión y la reforma integral de la propia avenida pendiente y necesitada de una actuación añadida que adecúe solares y frene el abandono.

Las calles de esta urbanización, cuyo mantenimiento se cedió hace años al Ayuntamiento, contienen evocadores nombres de ríos zaragozanos y turolenses: Piedra, Martín, ?Grío, Aguas Vivas... Su aspecto, repletas de postes de madera con sus cables y focos, sin embargo, recuerdan a otro sitio: "Son los mismos que pudieras encontrar en el rancho de ‘Bonanza’", sostiene el presidente de la Asociación Ríos de Aragón y Avenida de Cataluña, Jesús Fon. "Hasta 2010 había una iluminación propia de los años setenta y se consideró obsoleta, así que se cambió por estos focos provisionales, con los que llevamos desde entonces", explica.

Fon detalla que en estas calles, además de vivir cientos de vecinos, hay un colegio y un instituto y que los focos y sus correspondientes soportes de madera "de aspecto tercemundista" están dando "muchos problemas". "No ofrecen una iluminación de garantías, algunos se encienden a ratos...", detalla. Por fortuna, añade, se trata de un sitio "tranquilo" y sin excesivos problemas de seguridad.

El escepticismo se ha instalado en este rincón zaragozano desde que vieran cómo esta obra estaba presupuestada en 2015 y finalmente no llegó a materializarse, por lo que ahora "muchos no se lo van a creer hasta que vean las obras", añade Fon.Un cambio lento

Las nuevas luminarias, con luces de tipo led, darán otro aspecto a la urbanización y se unirán a otras pequeñas actuaciones como el derribo del solar del antiguo concesionario de Opel Iglesias, en la acera de enfrente.

Sin embargo, la renovación integral de la avenida desde el Tercer Cinturón hasta el puente del Gállego sigue a la espera de que el Ministerio de Fomento tramite su cesión al Ayuntamiento. El concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, avanzó en todo caso que a comienzos de 2017 podría empezarse la renovación de un pequeño tramo de la avenida, el situado junto a la vía del tren y al antiguo concesionario, en sus números impares, de forma que con una partida de 500.000 euros se anticipará una financiación que corresponderá en parte a la junta de propietarios y a Fomento. Además, el edil asegura que pedir la cesión será una de sus prioridades cuando se forme un nuevo Gobierno central, si bien Fon recuerda que "Fomento ya ha hecho cesiones similares en otros sitios" y se pregunta por qué no pasa igual con Zaragoza.

El edil de Urbanismo reconoció que el nuevo alumbrado de Ríos de Aragón es una obra "esperadísima" y que costó sacar adelante la adjudicación. A este respecto, la concejal socialista Lola Ranera, presidenta del distrito, se felicitó por que "al fin veamos la luz" pero afirmó que "podría estar hecha ya hace un año si el actual gobierno hubiera querido".

Etiquetas
Comentarios