Despliega el menú
Zaragoza

Ejea inaugura la ampliación de la residencia especializada en enfermos de alzhéimer

?Las obras han costado más de 600.000 euros, de los cuales medio millón se ha sufragado con la donación en 2004 de la vecina que da nombre a las instalaciones.

Las obras de ampliación de la residencia Elvira Otal de Ejea de los Caballeros han concluido y hoy los vecinos que lo deseen podrán visitar el centro. A la inauguración está previsto que asistan la alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero; el presidente de Aragón, Javier Lambán, y el presidente de la Fundación Rey Ardid, Alfonso Vicente. Son 19 plazas nuevas y 12 habitaciones (siete dobles y cinco individuales). La residencia tiene capacidad para acoger a 130 usuarios. El objetivo es ofrecer un servicio especializado para enfermos de alzhéimer, la dolencia más común entre los residentes.

El servicio estará dividido en dos, la UCE (Unidad de Cuidados Especiales) y la UCA (Unidad de Cuidados Avanzados). El personal de la residencia se ha preparado durante los últimos meses en la Universidad de Salamanca para atender a estas personas. El mobiliario y la decoración están adaptados a este tratamiento terapéutico con el fin de mejorar la seguridad, la funcionalidad y la autonomía de los enfermos, pero también ayuda a los profesionales.

"Las camas son articuladas e incorporan un motor eléctrico que nos ayuda a prevenir las lesiones ergonómicas del trabajador. También evitamos la aparición de problemas físicos en los residentes, derivados de la falta de movilidad", remarca la concejala del mayor del Ayuntamiento de Ejea, Raquel Laita. La decoración cumple una función destacada. En las habitaciones se han distribuido elementos decorativos que facilitan el proceso de adaptación.

Lo más innovador de este proyecto no farmacológico, pionero en Aragón, son los entornos de estimulación sensorial. Hay tres áreas: la sala Snoezelen, el Jardín de los Sentidos y Visionarium. En estas zonas se desarrollan técnicas y métodos específicos.

Los trabajadores han formado un equipo interdisciplinar y elaboran un plan estratégico desde una perspectiva preventiva y rehabilitadora para cada usuario. "En estos entornos de estimulación se intenta retardar el proceso de la enfermedad de Alzheimer. Son terapias que se realizan en estas salas para que las personas mayores se sientan mejor", apunta Laita.

La ampliación fue acordada, a través de un convenio entre el Ayuntamiento de Ejea y la Fundación Elvira Otal en 2014. Las obras han supuesto una inversión de más de 600.000 euros, de los que 500.000 proceden de la donación que la vecina Elvira Otal hizo, en el año 2004, al Ayuntamiento con este fin.

Etiquetas
Comentarios