Zaragoza

Empleados de Correos critican el atasco de miles de envíos por el "recorte de personal"

Critican que en el periodo estival se agravan los retrasos en la entrega de cartas y paquetes porque no se cubren todas las vacaciones.

Varios empleados de Correos, en una concentración de 2014

Cuatro de los sindicatos con representación en Correos (CC. OO., UGT, CSI-F y Sindicato Libre) denuncian la "acumulación de miles de objetos postales en las oficinas de la provincia de Zaragoza" como consecuencia del "drástico recorte en personal que tiene lugar desde 2012", sobre todo en las plazas de cartero. Esta coyuntura estaría generando "retrasos de 2 ó 3 días" en los envíos.

La situación, explica Susana Lamarca, secretaria provincial de CC. OO. en Correos, es en estos momentos especialmente crítica por varios motivos: "Ahora mismo hay 247 plazas de cartero por las 325 que había hace dos años, aunque sólo están cubiertas entre 180 y 190. Esta circunstancia se agrava durante el verano, cuando hay compañeros de vacaciones".

Durante el período estival, afirma Lamarca, "no se cubren todas las vacaciones", lo que "obliga a los carteros a, además de cumplir con su ruta, cubrir la de un compañero". Además, apunta, "no hay continuidad en las rutas y hay trabajadores que se ven obligados a coger el transporte público para desplazarse de su zona a la del compañero ausente". "A veces cuesta más ir que completar el servicio", afirma.

La portavoz de CC. OO. explica que "durante los dos últimos procesos electorales sí que se cubrió el 90% de las plazas de la plantilla para poder hacer efectivo el envío de la propaganda, y tan importantes son los sobres electorales como el resto de envíos".

Envíos del Ayuntamiento

A la carga de trabajo tradicional se sumaron hace dos años las notificaciones del Ayuntamiento de la capital aragonesa (sobre todo de multas), un servicio del que hasta entonces se hacía cargo Unipost. Hace escasas fechas tuvo lugar una entrada "masiva" de 62.000 notificaciones municipales y, según las organizaciones sindicales, "se corre el riesgo de que resulte inviable garantizar su entrega en los plazos establecidos si la dirección de la empresa no emprende medidas de contratación de forma inmediata".

Una acumulación de trabajo que, en palabras de Lamarca, lleva al "incumplimiento de la ley del servicio postal universal, que obliga al reparto del correo cinco días a la semana, mientras que, en la práctica, se produce sólo durante 2 ó 3".

Además, a lo largo de los últimos años la sociedad pública ha suscrito contratos con empresas especializadas en venta online, como Amazon, lo que ha incrementado el volumen de entregas.

Movilizaciones

Los datos de los sindicatos revelan que, en estos momentos, la plantilla provincial asciende a mil trabajadores cuando, en 2012, la configuraban 1.400 empleados. "Desde la dirección se nos dice que no habrá más contrataciones de aquí a final de año, cuando hay una clara falta de personal y como empresa pública deberíamos ser ejemplo en contratación. La realidad es que faltan, al menos, 60 carteros más en la provincia de Zaragoza".

Lamarca tacha de "irresponsabilidad que Correos esté efectuando un recorte del servicio postal público de este calibre y, lo que resulta igualmente grave, deriven toda responsabilidad al cartero, que tiene que contestar todas aquellas reclamaciones por no entregar la correspondencia en los plazos establecidos".

"Si la empresa no toma medidas de forma urgente, CC. OO., Sindicato Libre, UGT y CSI.F, junto con el resto de organizaciones sindicales, anunciamos una batería de medidas de presión entre las que no descartamos movilizaciones (como ya hicieran recientemente) en defensa de un servicio postal de calidad desempeñado con una plantilla suficiente y en condiciones de trabajo dignas", apuntan los sindicatos.

Etiquetas