Zaragoza

Tres perros muertos en dos meses por ingerir comida envenenada

Desde que PACMA creó el mapa de puntos peligrosos se han encontrado veinte trampas.

Bolsa de raticida que se ha encontrado en un parque de Montecanal
Bolsa de raticida hallada en un parque de Montecanal

El jefe de servicio de Atención al Ciudadano de la Policía Local recibió esta semana a los representantes del partido animalista PACMA. El objetivo: conocer sus conclusiones tras casi dos meses canalizando denuncias relacionadas con el hallazgo de trampas para perros a través de su grupo de Facebook Alerta Zaragoza. En tan estrecho margen de tiempo han registrado tres muertes de perros a causa de alimentos envenenados, fallecimientos que confirman también desde la Oficina Municipal de Protección Animal.

Olga García, portavoz de PACMA en Aragón, detalla que el informe señala veinte puntos en los que se han encontrado alimentos envenenados o con objetos punzantes en su interior, trampas que ponen en peligro "a los más vulnerables de cada familia: los perros y los niños pequeños".

Los portavoces del partido animalista en Zaragoza explicaron a la Policía Local las razones por las que crearon esa herramienta y transmitieron al jefe de servicio de Atención al Ciudadano toda la información recopilada, los puntos localizados y sus impresiones. "Creemos que no es algo puntual y que con el buen tiempo se multiplican los casos. La diferencia respecto a otros años está en que ahora estamos recogiendo la información", comenta Olga.

El grupo de Facebook cuenta con 1.900 miembros que "informan y se informan" sobre sucesos relacionados con perros en Zaragoza y desde PACMA aseguran que reciben "muchísimas" alertas. "Cotejamos cada caso y solo añadimos al mapa de puntos peligrosos los que podemos contrastar directamente con la persona que encontró la trampa o el veneno".

Zonas detectadas

Aunque las trampas han aparecido por toda la ciudad, el grupo ha detectado una sospechosa concentración de puntos peligrosos en la margen izquierda, donde dos perros han fallecido en estos dos meses tras ingerir alimentos envenenados.

Desde principios de mayo han tenido constancia del hallazgo de tres trampas en el paseo de Alberto Casañal, en el Picarral, una de las cuales causó la muerte de un animal. También en la margen izquierda se han encontrado en estas últimas semanas tres trampas en el barrio de la Jota: dos en la plaza Mozart y una en la calle de Manuel Viola, por la que murió el segundo perro. Además se ha tenido constancia de una trampa en los jardines del paseo de Longares del barrio Jesús, y dos en el Arrabal (calle de Gracia Gazulla y parque del Tío Jorge) y una en los jardines de la plaza El Tántalo, en Parque Goya.

En la margen derecha, los animalistas han confirmado el hallazgo de una trampa en Valdefierro (calle de Altair), otras tantas en el parque del Conocimiento, en el parque de Miraflores, en la calle de Joaquín Sanz (Las Fuentes) y en los jardines traseros del Caixaforum (entre Anselmo Clavé y Escrivá de Balaguer). También se han localizado en el paseo de Echegaray y Caballero, en los jardines de la antigua cárcel de Torrero, en las proximidades del Canal Imperial a su paso por el parque de José Antonio Labordeta, y en los alrededores de la zona para perros del campus universitario de la plaza San Franscisco. El tercer animal fallecido ingirió la comida envenenada en el entorno de La Aljafería.

"En un caso la sustancia fue arrebatada in extremis a unos niños pequeños que jugaban en el césped con un trozo de pan con raticida en su interior", alertan los animalistas en el informe remitido a la Policía Local.

Este informe no se limita a contabilizar los sucesos y el partido animalista lanza ocho propuestas que considera "imprescindibles" para garantizar la seguridad de niños y mascotas en las zonas verdes de la ciudad. Entre otras medidas, piden reforzar la presencia policial en las zonas problemáticas e impulsar campañas para informar, por un lado, sobre las consecuencias legales de colocar venenos, objetos o sustancias nocivas en la vía pública y, por otro, sobre el procedimiento adecuado para garantizar la cadena de custodia de las pruebas que pueden ayudar a identificar al responsable.

PACMA prevé reunirse en los próximos días con los responsables de la Oficina Municipal de Protección Animal y con portavoces de la Policía Nacional. El objetivo es, según explican, compartir toda la información disponible para poder consensuar una respuesta e impulsar las medidas preventivas que sean necesarias.

Etiquetas
Comentarios