Despliega el menú
Zaragoza

Patrimonio rechaza la presencia de gatos en el Teatro Romano

Insta al Ayuntamiento a que "tome las medidas oportunas" y de lo contrario dará traslado al director general de la DGA.

Los gatos campan a sus anchas en los restos del Teatro Romano de Zaragoza.
Los gatos campan a sus anchas en los restos del Teatro Romano de Zaragoza.
Francisco Jiménez

La Comisión Provincial de Patrimonio, de la DGA, se ha pronunciado esta semana en contra de la presencia de una colonia de gatos en el Teatro Romano de Zaragoza. Consultado por el Ayuntamiento y sin que de momento su opinión sea vinculante según apuntan fuentes autonómicas, este organismo manifiesta que ve "incompatible" la preservación del monumento con la convivencia de estos animales e insta al Consistorio a que "tome las medidas oportunas".

Si siguen su recomendación, los responsables municipales deberían buscar otra ubicación a esta colonia, de entre 12 y 15 gatos que están controlados por voluntarios desde 2014, según apuntó en una comisión el concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, que ayer no quiso hacer declaraciones a la espera de recibir la comunicación oficial de la comisión.

Desde la DGA añadieron que, en el caso de que el Ayuntamiento haga oídos sordos a su recomendación, este organismo daría traslado al director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, que estudiaría las medidas a tomar, sin precisar plazos.

En un escrito remitido a la comisión hace varias semanas, la ex arquitecta municipal Úrsula Heredia señalaba que podría estar vulnerándose la Ley autonómica de Patrimonio, algo sobre lo que de momento no se ha pronunciado la comisión. Junto a Heredia, fueron varios los expertos en Historia y Arqueología quienes criticaron esta situación. Sucesivos daños al patrimonio constan en informes de técnicos municipales desde 2015.

Ante la polémica por la presencia de estos animales, cuya presencia defienden a su vez diversos responsables del Gobierno municipal y colectivos animalistas, el concejal de Cultura, Fernando Rivarés, optó finalmente por pedir consejo a la Comisión Provincial de Patrimonio.

Etiquetas
Comentarios