Despliega el menú
Zaragoza

​Santa Isabel: el único barrio sin carril bici

?Los vecinos del barrio zaragozano reclaman que se mejoren de una vez las conexiones con el centro de la ciudad.

​La compraventa de vivienda en Aragón subió el 6,3 % en noviembre
Los vecinos de Santa Isabel reclaman más líneas de autobús y carril bici para su barrio

Santa Isabel es único barrio de Zaragoza “sin un solo kilómetro de carril bici”. Así lo aseguraba Carmelo Asensio, presidente de la Junta Municipal de Santa Isabel y portavoz de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Zaragoza durante la celebración del pleno de la Junta Municipal que tuvo lugar la semana pasada. El distrito lleva años solicitando una mejora de las conexiones con el centro urbano en materia de transporte público, sobre todo desde que en 2013 se suprimiera la línea de 45. Actualmente es el 32 el único autobús que da servicio al barrio.

El grupo municipal anunciaba la intención de presentar una iniciativa en la próxima Comisión de Urbanismo para que el gobierno municipal destine al barrio parte de la inversión prevista para este año. Desde CHA aseguran que existen dos partidas en los Presupuestos de 2016 para carril bici. “Una de 100.000 euros para mantenimiento, y otra de 2.547.400 euros para conservación, semaforización de vías ciclistas y suministros de equipos de regulación de tráfico" que incluye ampliación de la red de carril bici.

Además, desde el grupo municipal advierten de la reciente difusión de un plano de Zaragoza con las próximas ampliaciones del trazado “en el que ni si quiera aparecía el barrio”, al tiempo que plantean la posibilidad de construir una vía ciclista que conecte Santa Isabel con La Puebla de Alfindén. “Entre los dos ayuntamientos se podría acometer una obra barata y sencilla sobre un trazado de unos 6 kilómetros de distancia, algo parecido a lo que se hizo en Graus”, asegura Manuel Cazorla, concejal de Movilidad de la Puebla de Alfindén.

Con más de 6.000 habitantes y 400 empresas, el aprovechamiento de este tramo permitiría una mejor conexión con el Polígono Malpica, y facilitaría su uso para quienes practican deporte de manera habitual o para aquellos que quisieran ir a trabajar en bicicleta: “Existe una franja lateral totalmente abandonada llena de hierbajos que tan solo habría que asfaltar y acondicionar. Cada Ayuntamiento se haría cargo de su término”, añade Cazorla.Controversia vecinal

Entre los vecinos del distrito, ubicado a 4 kilómetros y medio de distancia de la plaza del Pilar y con una población censada de más de 14.000 personas, se ha valorado positivamente la iniciativa, aunque aseguran que encuentran “lagunas” en su implantación. Opinan que la prioridad sigue siendo solucionar el problema con los autobuses.

“La creación del carril bici no es el arreglo definitivo de movilidad”, afirma José Carlos Alfaro, presidente de la Asociación de Vecinos Gaspar Torrente. “Si se aprueba contarán con nuestro apoyo, aunque no sabemos cómo se haría ya que estamos hablando de un tramo de carretera nacional y con muchas peculiaridades en su estructura”, indica. “La única línea que nos da servicio tiene unas frecuencias de 7 a 8 minutos y un recorrido bastante complicado”, critica Luis Huerto, secretario de la AVV Santa Isabel Tuya, que asegura que la prioridad es conseguir una segunda línea de autobús. “Somos un barrio de la periferia, el único de nuestras características con una sola línea. Cualquier incidencia te deja incomunicado”, añade.

Recientemente varios representantes de ambas asociaciones vecinales y del grupo municipal CHA mantuvieron una reunión con la concejala de Movilidad, Teresa Artigas, en la que el Consistorio se comprometió a realizar un estudio sobre la línea de autobús. “Se van a estudiar alternativas pero hay que revisar las cuentas”, concluye Alfaro.Un proyecto en el olvido

La Asociación Santa Isabel Tuya presentaba a finales de 2014 ‘Carretera de Barcelona, km. 327’, una publicación que traza un recorrido por la evolución urbanística y poblacional del barrio. “En 2007 estaba prevista la construcción de una gran avenida paralela a la avenida Cataluña pero se paralizó con la crisis”, recuerda Huerta. Entre los planes frustrados, un puente de 240 metros de altura sobre el Gállego, un parque y más de 1.400 viviendas. “El coste total ascendía unos 6,3 millones de euros”, recuerda.

Etiquetas
Comentarios