Despliega el menú
Zaragoza

Halcones de ciudad

Aves rapaces como el halcón peregrino y el cernícalo habitan en varios puntos de la capital aragonesa.

Halcón peregrino en la plaza del Pilar
Halcón peregrino en la plaza del Pilar
ACF

Hace falta tener vista de pájaro y fijarse bien a la hora de localizar los halcones y cernícalos que surcan con frecuencia el cielo zaragozano. Desde hace 7 años, esta es una tarea más sencilla gracias a la Asociación para la Conservación de los Falcónidos, compuesta en su mayoría por un grupo de ornitólogos aragoneses, que en 2009 puso en marcha el Proyecto Halcón Peregrino para facilitar la nidificación de halcones en Zaragoza mediante la colocación de cajas nido en varios puntos de la ciudad.

Esta iniciativa se mantiene en la actualidad mediante un convenio de colaboración suscrito con el Ayuntamiento de Zaragoza, que participa en el proyecto a través de sus técnicos de Medio Ambiente, guardas forestales y el Cuerpo de Bomberos.

En otras ciudades españolas, la presencia del halcón peregrino se garantiza a través de métodos como el 'hacking', que consiste en poner crías de pollo en unas jaulas especiales para luego soltarlas “pero nosotros lo que hacemos es facilitar lugares de nidificación”, aclara Ricardo Pérez, ornitólgo de la Asociación para la Conservación de Falcónidos.

Las ciudades no son el hábitat natural de los halcones aunque son aves que a lo largo del tiempo se han adaptado a la vida urbana utilizando los edificios más altos como atalayas. “Aquí encuentran buenos sitios buenos para cazar y, si hay suerte, criar. Y sobre todo tienen muchas presas a su alcance, sobre todo palomas, estorninos y en alguna ocasión cotorras”, explica Pérez.

“En este momento ninguna pareja de halcones peregrinos cría en la ciudad, -informa- pero sí que hay movimientos de dos parejas cercanas en Juslibol y María de Huerva que se acercan en muchas ocasiones a la zonas urbanas de la capital aragonesa”.

La pareja de halcones de Juslibol suele acudir a la basílica del Pilar y la catedral de la Seo. “Lo hemos constatado por la anilla de pvc del macho de la pareja que anillamos, -revela-. Usan habitualmente ambos edificios como atalayas y es fácil verlos a última hora de la tarde, sobre todo fuera de la época de reproducción. La pareja de María de Huerva suele frecuentar la torre de Telefónica, en Vía Hispanidad, y los focos del estadio de La Romareda”.

El pasado año, los miembros de la Asociación anillaron 4 pollos nacidos en el nido de Juslibol y el pasado año grabaron toda la reproducción y su crecimiento. Pero este año la monitorización no ha podido continuar por cambios en el nido que han dificultad la instalación de la cámara.

Sin embargo, gracias a la labor de anillamiento realizada previamente comprobaron que el macho de la pareja de halcones de Juslibol había sido sustituido por su hijo, registrado en 2013 con la anilla 021, y que la hembra de la pareja tampoco era su madre ya que "desapareció" hace dos años.

Las cajas nido colocadas por la asociación se encuentran en la torre de Telefónica, el World Trade Center Zaragoza, La Aljafería, la basílica del Pilar, el hospital Miguel Servet, la residencia de la 3ª Edad de Movera, el hospital de la MAZ y el viaducto del Huerva (Valdespartera).

Además, a petición de una comunidad de vecinos en la zona de La Romareda también se colocó con la ayuda de los Bomberos de Zaragoza una caja nido en la que han criado 5 pollos de cernícalo que serán anillados la próxima semana. De hecho, los cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) son quienes más aprovechan esta forma de nidificación.

“Aunque los cernícalos no depredan palomas, el personal del hospital Miguel Servet constata que estas han sido desplazadas y han evitado que nidifiquen cerca de la caja del cernícalo. Es una buena medida disuasoria”, subraya Ricardo Pérez.

Etiquetas
Comentarios