Despliega el menú
Zaragoza

No, Tarazona no desapareció

Hace justo medio siglo, Textil Tarazona cerró sus puertas, 1.000 trabajadores fueron a la calle y un periódico nacional anunció la desaparición de la ciudad. Un redactor de HERALDO dio la réplica a ese anuncio tan exagerado como errado.

Noticia publicada hace 50 años en Heraldo de Aragón en réplica a otra publicada en un medio nacional que daba por hecho que Tarazona iba a desaparecer.
Noticia publicada hace 50 años en Heraldo de Aragón en réplica a otra publicada en un medio nacional que daba por hecho que Tarazona iba a desaparecer.

Hace 50 años, mil obreros, en su mayoría cabezas de familia, se quedaron sin trabajo al cerrar sus puertas Textil Tarazona, como consecuencia de la crisis económica acentuada por la restricción de los créditos bancarios. La fábrica daba vida casi al 50% del total del censo de población activa de Tarazona. Esta situación provocó la alarmista publicación en un medio de prensa nacional que anunciaba la desaparición de Tarazona. Santiago Martín Gomara respondía en HERALDO el 15 de junio de 1966 a ese anuncio tan exagerado. Evidentemente, el pronóstico resultó ser muy errado...

"Hemos leído, a través de la Prensa nacional, que Tarazona, debido a la aguda crisis económica por que atraviesa una de sus principales industrias, se halla en trance de desaparecer: ¡Ahí es nada!, de desaparecer.

Esta afirmación gratuita, escrita por lo visto a vuelapluma y con un desconocimiento absoluto de lo que es Tarazona, nos obliga a darle una respuesta.

Tarazona no va a desaparecer. Existe desde hace miles de años, y existirá por y para siempre. Tarazona no es una simple industria. Tarazona ha existido, existe y existirá con o sin esa industria. No es la primera vez que desaparece un centro industrial de esta ciudad, ni será la última. Pero en Tarazona se crean y se han creado otras industrias. Actualmente se están levantando nuevas y otras están ampliando sus instalaciones.

Tarazona, además, es una población por antonomasia agrícola. No en balde tiene, un término municipal de 26.000 hectáreas, con unos montes feracísimos y una huerta extraordinaria. Tarazona se permite el lujo de exportar trigo, aceite, remolacha, lino, cáñamo, hortalizas, frutas y verduras. Exporta también cerillas, licores, pasta de papel, lanas, tejidos, harinas, etcétera etcétera. Tiene una buena riqueza forestal en sus montes abundantes y ricas aguas, cuyo caudal se verá enriquecido con la construcción del pantano del Val, pendiente de aprobación de los organismos competentes. Tarazona no desaparece. Tiene ricos y abundantes monumentos, orgullo de su grandeza. Se permite el lujo de tener dos catedrales, dos plazas de toros, dos seminarios... No desaparece. Es madre de santos, artistas, guerreros, poetas, artistas... No desaparece. Pisaron sus calles y plazas reyes, príncipes, caballeros, soldados. Se firmaron paces, se celebraron Cortes, se consagraron obispos... No desaparece. Actualmente tiene hijos ilustres que la quieren, muchos de ellos ingenieros, médicos, abogados, notarios, poetas, escritores, artesanos, agricultores... No desaparece.

Tarazona es una ciudad de más de 12.000 habitantes, es la segunda en importancia, de la provincia de Zaragoza, aunque algún ilustre zaragozano lo haya olvidado.

Tarazona, que sabe acoger con desmedido cariño a todos los que la visitan, es agradecida con los que saben respetarla y quererla, pero también sabe tener siempre erguida la cabeza con orgullo porque puede y porque viene de cuna. Tarazona ni dobla el espinazo ni desaparece, sigue adelante. Sabe que sus hijos la quieren y la miman con verdadero amor.

Lo que Tarazona no hará nunca será doblar la cerviz, mendigar prebendas ni tocar cencerretas. De ello estamos seguros, somos de Tarazona y conocemos a nuestra madre. Tarazona no desaparecerá".

Santiago Martín Gomara

(Noticia de Hemeroteca recopilada por Elena de la Riva y Mapi Rodríguez. Documentación de Heraldo de Aragón)

Etiquetas
Comentarios