Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento quiere que las fiestas del Pilar sean un "festival de festivales" de Aragón

Aspira a que se representen pequeñas muestras de citas como Pirineos Sur, Trayectos o Veruela . Se plantea dejar un único escenario en la plaza del Pilar y reducir sus macroconciertos . Además, habrá teatro de calle entre las plazas de Aragón y del Pilar y un eje gastronómico en el Ebro.

Preocupación por la seguridad. Los macroconciertos de la plaza del Pilar –en la imagen, el del año pasado  de David Bustamante–, podrían verse reducidos en número o aforo, debido a la preocupación que causan los posibles problemas de seguridad que supone.
Preocupación por la seguridad. Los macroconciertos de la plaza del Pilar –en la imagen, el del año pasado de David Bustamante–, podrían verse reducidos en número o aforo, debido a la preocupación que causan los posibles problemas de seguridad que supone
Francisco Jiménez

Aunque para el común de los zaragozanos las fiestas del Pilar aún quedan lejos, para el Ayuntamiento estas son semanas y meses claves en los que se empieza a cerrar el dibujo de los festejos. Será la primera edición en la que Zaragoza en Común podrá poner de verdad su sello, ya que en el año pasado cuando entró en el Gobierno ya estaba casi todo encauzado. El Consistorio convocó hace semanas dos reuniones de trabajo con diferentes agentes culturales, vecinales y políticos. Con las conclusiones que se sacaron, que ya se presentaron al Consejo de Ciudad, el Gobierno va a cerrar ahora la programación pilarista

A la espera de que se concluya el plan definitivo, el equipo de Gobierno tiene claro que quiere dar una temática a las fiestas del Pilar, que girarán en torno a las verbenas y al concepto de ‘festival de festivales’. Serán la fiesta de los programas culturales que se celebran en la ciudad y en el resto de Aragón a lo largo del año. Con ello, se quiere enriquecer culturalmente las fiestas y, de paso, ayudar a la promoción de citas como Trayectos, Asalto, Slap! o Zaragoza Latina en Zaragoza, y de otras como Pirineos Sur, Poborina Folk, festival de música viva de Veruela, de música antigua de Daroca... El Ayuntamiento quiere implicar en el proyecto al Gobierno de Aragón, incluso con aportación económica, aunque todavía no se ha cerrado la negociación.

En cuanto a los escenarios pilaristas, se está planteando dejar la plaza del Pilar con un único espacio en la fuente de Goya, que se dedicaría a la programación de jotas y actuaciones nocturnas "puntuales". El Consistorio quiere reducir los macroconciertos de otros años, o bien en número de noches o en el aforo máximo permitido, debido a los problemas de seguridad que genera reunir allí a hasta 80.000 personas. Igualmente, para futuras ediciones el Gobierno se planteará revisar el modelo de grandes carpas en Valdespartera y en el Parquin Norte. Este año se mantendrán porque hay contratos en vigor, pero para 2018 podría revisarse un modelo que el Gobierno considera "insostenible", principalmente por los problemas de movilidad que acarrea.

Se recupera la plaza de San Bruno como escenario, se mantienen la del Justicia, el concurso Off de Calle y desaparece la plaza de San Felipe, donde solo habrá representaciones teatrales.

Lo que también es seguro es que se quieren potenciar dos ejes en la ciudad. Uno será de actuaciones en la calle, que unirá las plazas de Aragón y la del Pilar: entre la plaza de Aragón y la de España, con los artistas que pagan al Ayuntamiento las tasas de ocupación del espacio público; y entre la plaza de España y la del Pilar, con espectáculos itinerantes de teatro de pequeño y mediano formato. El otro será el del río Ebro, que tendrá un carácter gastronómico. La muestra aragonesa repetirá en Echegaray y Caballero, y la carpa del Ternasco, en Macanaz. Además, podrían unirse las casas regionales, que saldrán de la plaza de Aragón, y se estudia habilitar un espacio para ‘food trucks’ en el parque de San Pablo.

Actividades para adolescentes

Otra de las ideas que se quiere desarrollar es la de que los chavales de entre 12 y 18 años tengan no solo una oferta cultural y de ocio propia –de la que hasta ahora prácticamente carecían–, sino que puedan participar en la programación de las actividades. Se quiere abrir una convocatoria para que quien lo desee forme parte de una especie de comisión de festejos.

Otra de las novedades –esta aún sin cerrar– es la posible creación de un espacio para entidades sociales, que autogestionarían una carpa para unas 1.000 personas con casetas de información para las entidades, un escenario con programación y un bar. Se plantea que sea la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza (FABZ) quien lo gestione, y que se ubique en el parque Delicias. De este espacio saldría el parque infantil de fiestas, que podría instalarse en el recinto de la Expo o en el parque Bruil. Se quiere enfocar en torno al tema del reciclaje.

Por último, el equipo de Gobierno municipal quiere profundizar en uno de los cambios que se incluyeron el año pasado –con éxito– en las fiestas: la descentralización de las actividades hacia los barrios. Se hará dependiendo de la población y las características demográficas de cada uno –más actos para mayores en los barrios más envejecidos y para niños en los más jóvenes–. Se plantean llevar actuaciones a los distritos, actividades a sus centros cívicos y comidas populares, como las que se estrenaron en 2015.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión