Despliega el menú
Zaragoza

Santisteve elude dar explicaciones por su visita a la Fiscalía sobre Ecociudad

No respondió a preguntas del resto de grupos. Artigas reiteró que el Gobierno no va a pagar las polémicas facturas.

Ni una palabra. El alcalde, Pedro Santisteve, rechazó ayer responder sobre su visita a la Fiscalía por un asunto relacionado con Ecociudad, y ello pese a que le preguntaron con insistencia los portavoces de los otros cuatro grupos del Consistorio.

Minutos antes de dar inicio a un nuevo pleno, la Corporación cumplió con su función de junta general ordinaria de esta sociedad municipal para aprobar sus cuentas, algo que se hizo finalmente con los votos de ZEC, PSOE y CHA. Durante el debate el primer edil descartó hacer uso de la palabra, dejando que fuese la concejal de Medio Ambiente, Teresa Artigas, la encargada de dar explicaciones sobre las propias cuentas o una serie de facturas pendientes de pago.

La polémica ha rodeado los últimos meses aesta sociedad y, de hecho, el Gobierno de ZEC ha cuestionado abiertamente la labor de su gerente. Ayer, Artigas insistió en que las facturas que el Ayuntamiento debe a Ecociudad por un valor de unos 600.000 euros carecen de documentación suficiente que las justifique, dijo que es la "tercera vez" que debaten sobre "lo mismo" y recordó que son gastos de 2010 "sin que se haya dicho nada antes". En todo caso, la edil aseguró que este asunto "nada tiene que ver" con sacar adelante las cuentas de la sociedad, de 2015, y tampoco hizo alusión a la mencionada visita del alcalde al fiscal.

El portavoz del PP, Jorge Azcón, sin embargo, afirmó que la aprobación de las cuentas "estaba condicionada a que constaran dichas facturas, a reclamar al Ayuntamiento el pago de su deuda y a revocar el decreto que deja esos pagos al margen"; por ello, el PP votó en contra. Azcón, en todo caso, consideró la actitud de ZEC ayer como una "tomadura de pelo" y afeó a la formación en el Gobierno que no hiciese uso de su turno de intervención y solo emplease el de cierre del debate –algo que luego se repitió a lo largo del pleno–. También criticó que el alcalde no respondiera sobre su visita a Fiscalía y se preguntó si guarda relación con las facturas: "Tiene la valentía de ir al fiscal pero una cobardía política absoluta al no explicar por qué", afirmó Azcón. El portavoz del PP se preguntó si se debió "a algún delito" o si "buscan una caza de brujas" en Ecociudad. "Primero se le pide un consejo extraordinario y no lo convoca; el otro día hay una reunión informativa y no viene, todo esto se merece una explicación. Este debate les retrata", concluyó.Desde todos los frentes

La concejal socialista Lola Ranera también preguntó al alcalde por su visita al fiscal y, pese a votar a favor de las cuentas, no ahorró críticas sobre las facturas retiradas: "Ahora están en el limbo, y así baja la media de pago a proveedores. ¿Las que no interesan se sacan del registro? ¿Es esta su nueva técnica contable?", ironizó la edil del PSOE. En su segundo turno de intervención, Ranera también habló de "tomadura de pelo" y pidió al alcalde "lealtad" como "presidente de la junta de accionistas de Ecociudad", algo que según ella no ha existido al acudir Santisteve a Fiscalía y mantener silencio.

Los otros dos grupos con representación en el pleno, Ciudadanos y CHA, pusieron de relieve sus dudas. Alberto Casañal, de C’s, manifestó la "incertidumbre" que le provoca la consulta de Santisteve al ministerio público y también preguntó por las facturas retiradas.

Carmelo Asensio, de CHA, calificó de "sumamente grave" que acudiese el primer edil "en persona" ante el fiscal y, visto su silencio, consideró que de esta forma "se crea un precedente".

Etiquetas
Comentarios