Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La oposición en bloque reprueba a Artigas y Cubero por su gestión en la huelga del autobús

El Gobierno de ZEC respalda a sus concejales y se une a la petición de disculpas por las molestias causadas. El resto de grupos vuelven a pedir que se pacte a qué se destina el ahorro logrado.

El alcalde Santisteve junto a los concejales Alberto Cubero y Teresa Artigas en una imagen de archivo.
El alcalde Santisteve hace un gesto cariñoso a Cubero ante la mirada de Artigas.
Raquel Labodía

Para los usuarios, el final del tormento de la huelga más larga de la historia del autobús urbano en Zaragoza terminó ahora hace justo un mes. Sin embargo, sus efectos en forma de desgaste político para el equipo de Gobierno municipal se prolongaron al menos hasta ayer. El salón de plenos vivió una sesión extraordinaria en la que, por acuerdo de todos los grupos de la oposición, se reprobó a los concejales de ZEC encargados de Movilidad y Servicios Públicos, Teresa Artigas y Alberto Cubero, respectivamente.

El tirón de orejas político se lo llevaron ellos como responsables directos de la gestión de la huelga, pero fue dirigido a todo el Gobierno municipal, incluido el alcalde, Pedro Santisteve. Fue la traca final de varios meses de duras críticas en las que PP, PSOE, Ciudadanos y CHA han atacado a ZEC por posicionarse del lado de los trabajadores, por no intervenir en el conflicto, por cómo actuó cuando sí lo hizo... El Gobierno, por su parte, se sumó a la petición de disculpas a la ciudadanía por parte de todos los grupos por las molestas ocasionadas, aunque defendió su actuación y, en boca de su portavoz, respaldó la gestión de Artigas y Cubero.

Además de pedir disculpas a los sufridos usuarios, todos los grupos mostraron su agradecimiento a dos agentes que se implicaron de forma directa en la resolución de la huelga: los profesionales del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) y el catedrático Juan García Blasco, que hizo de interlocutor del Ayuntamiento con las partes en la recta final de la huelga.

El pleno extraordinario se hizo a petición de los cuatro grupos de la oposición, que repartieron abundantes reproches al Gobierno. "Han tenido una incapacidad manifiesta", "han tomado decisiones en contra de los intereses de los ciudadanos", "han pecado de vanidad, soberbia y torpeza", "solo gobiernan para su tribu" o "son los más rojos de los más rojos de los rojos –Sebastián Contín (PP) dixit–" fueron algunas de las frases que PP, PSOE, Ciudadanos y CHA dedicaron a ZEC. Por reprochar, la concejal Lola Ranera (PSOE) le echó en cara a Alberto Cubero el mero hecho de intervenir en el pleno.

Duras críticas de la oposición

El portavoz del PP, Jorge Azcón, dirigió su dardo al alcalde Santisteve: "Ante la huelga más larga, quien ostenta la máxima responsabilidad es quien ha tomado las decisiones más importantes y quien tiene que asumir las consecuencias". "Les ha faltado empatía con los ciudadanos, han tenido falta de pericia en la gestión y han sido desleales con los grupos", añadió el portavoz popular. Su compañero Sebastián Contín reprochó a Santisteve que "aún no ha pedido disculpas a los ciudadanos", algo que el alcalde desmintió.

Carlos Pérez Anadón (PSOE), aprovechó su intervención para poner la huelga del bus como ejemplo en el aniversario de las elecciones que acabaron encumbrando a Santisteve: "Llevan un año ejerciendo la ‘potestas’, pero han perdido un año para lograr la ‘auctoritas’", dijo en referencia a que a su juicio ZEC no se ha ganado la autoridad moral para gobernar. La también socialista Lola Ranera dijo que el mensaje que lanza el pleno a ZEC es que se les pide "gestión, responsabilidad y trabajo", en vez de hacer "política a grito de megáfono".

Desde Ciudadanos, su portavoz, Sara Fernández, criticó la "ruptura de confianza" que ha habido en la junta de portavoces por los incumplimientos que se han dado durante la huelga del autobús, mientras que Alberto Casañal dijo que el Gobierno "no ha sabido gestionar". "En la empresa privada les hubieran puesto de patitas en la calle", añadió.

El portavoz de CHA, Carmelo Asensio, criticó la "incapacidad manifiesta" de ZEC para resolver la huelga. "La ceguera y el empecinamiento que han demostrado ha agravado el conflicto", añadió. Su compañera Leticia Crespo criticó con dureza que el Gobierno decidiera "unilateralmente" destinar los ahorros logrados durante la huelga a instalar rampas y postes informativos, en vez de usarlos en rebajar el precio de todos los billetes, como se aprobó por unanimidad en el pleno. Ayer, también con los votos de toda la oposición, se aprobó que el destino de estos importes se decida de forma consensuada con todos los grupos municipales.

Defensa del Gobierno

ZEC se cerró en bloque en torno a su gestión, con intervenciones de hasta cinco ediles: Artigas, Cubero, el propio alcalde Santisteve, Luisa Broto y Pablo Muñoz. La vicealcaldesa dijo que el Gobierno "ha mantenido una coherencia admirable" y que "cuando los grupos dejaron de usar el conflicto como arma política todo fue más fácil". Artigas pidió disculpas "por el tiempo de afección" y afirmó que "es el momento de dar un vuelco a la calidad del servicio", mientras que Cubero recordó que "el derecho a huelga es fundamental" y que "hay que guardarle un respeto".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión