Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Siete instalaciones deportivas municipales se utilizan varias horas sin personal propio

El sindicato CSIF denuncia la situación y reclama contratar nuevas plazas para evitar que se den situaciones "de riesgo". El Ayuntamiento justifica la situación al considerar que los equipamientos están vinculados a colegios en horario lectivo.

El profesor de educación física del Guillermo Fatás abre la puerta del pabellón a sus alumnos.
El profesor de educación física del Guillermo Fatás abre la puerta del pabellón a sus alumnos.
G. Mestre

Al menos siete pabellones deportivos municipales son empleados a diario, en su mayoría por alumnos y profesores de colegios e institutos, sin que exista personal a cargo de su mantenimiento durante, al menos, una parte de la jornada, que suele coincidir con las mañanas y el mediodía. El servicio no presencial supone que se deja a estos usuarios la llave para entrar y hacerse cargo de todo lo referente a iluminación o cuadros de mando.

Esta situación, que denuncia el sindicato CSIF como una práctica asentada paulatinamente desde los últimos años, conlleva que no haya nadie a la hora de atender una posible avería de una instalación, de la luz o de la calefacción, o que se deje en manos del profesor de turno o del responsable del grupo avisar desde su móvil en el caso de cualquier imprevisto. Desde el Ayuntamiento reconocen este hecho como algo habitual y arrastrado desde hace años, sin entrar a valorar sus causas, y aseguran que en los siete casos se trata de instalaciones vinculadas a colegios o institutos concretos que se hacen cargo de las mismas para sus clases de educación física, si bien la nómina de usuarios es en algunos casos más amplia.

Los pabellones con el denominado "servicio no presencial" son: el Fernando Escartín en Santa Isabel (sin personal por las mañanas, hasta las 16.00); el Ciudad de Zaragoza, en la Bombarda (martes, miércoles y viernes); el centro deportivo municipal Alejandro Pérez Blanque de La Cartuja (de 15.00 a 16.00 todos los días); el pabellón Ramiro Solans, en Oliver (todas las mañanas); el César Augusto en Romareda y el pabellón Monsalud (también, todas las mañanas) y en el pabellón de Casetas (tampoco hay personal de 15.00 a 16.00 tres días a la semana). A estos siete, confirmados por el Ayuntamiento, añade otro el CSIF: se trataría del pabellón Río Ebro, en horario de 8.00 a 9.00.

En muchas de estas instalaciones las mañanas son ocupadas en buena medida por colegios e institutos que se turnan a lo largo de la semana para su uso y en todos los casos tienen llave propia. Sin embargo, también existen casos de centros sociolaborales o de otros grupos que optan emplear estas instalaciones. En la puerta de alguno de estos pabellones, en todo caso, el Ayuntamiento remite a otros centros que sí cuentan con personal propio.

Jesús Gómez, portavoz de CSIF en el Consistorio, asegura que mientras se mantenga este tipo de servicio, contemplado en documentos internos municipales de Deportes desde hace al menos tres años, "existe el riesgo de que, ante posibles situaciones de emergencia no haya alguien entrenado en el manejo de los desfibriladores y en protocolo de emergencias, que sí domina el personal municipal; además, no hay control de acceso y se tienen que cerrar las instalaciones por dentro para evitar que entre alguien ajeno, y puede haber problemas al manipular los equipamientos deportivos, pueden existir averías o simplemente darse un mal uso de los materiales", añade.

Menos personal

Desde el servicio de Instalaciones Deportivas no quisieron valorar la situación de personal que se vive en estos momentos, pero CSIF apunta a la "progresiva reducción de efectivos" como causa fundamental de abrir de esta forma, y denuncia otras "carencias" en cuanto al mantenimiento cotidiano de distintas instalaciones. Este sindicato asegura que "si en 2008 eran 285 trabajadores municipales ahora hay 235 y de ellos solo 169 en lo que se denominan puestos base, esto es, en la base de la pirámide organizativa". El presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento, Alberto Juan, que a su vez es delegado provincial del CSIF en Zaragoza, apunta a la falta de efectivos como un problema "que se ha generalizado en el Ayuntamiento pero se ceba especialmente en Deportes, es como si fuera el ‘patito feo’ y además no es nuevo, viene de lejos", dice.

Por ello, urge al Gobierno a "agilizar la oferta de empleo público" de este año, que de entrada se ha calculado en 116 plazas, si bien estas "solo serían un parche, ya que hay unas mil vacantes en todo el Consistorio", afirma este responsable sindical.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión