Despliega el menú
Zaragoza

Los prematuros achaques del Pabellón Puente

La reciente reapertura de la obra de Zaha Hadid ha dejado al descubierto unos desperfectos que Ibercaja, encargada del edificio, reparará durante las próximas semanas.

El suelo del Pabellón Puente presenta desconchones en varios puntos.
El suelo del Pabellón Puente presenta desconchones en varios puntos.
Raquel Labodía

El Pabellón Puente vuelve a ser un lugar de paso, de cruce del río de lado a lado del Ebro. Al menos, durante el horario que se ha abierto al público, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00. Estos días, entre semana, pocos son los que transitan a través de la obra de la recientemente fallecida Zaha Hadid. Los fines de semana, sobre todo con buen tiempo, hay más animación y son muchos los vecinos que se animan a incluir el Pabellón Puente en su ruta por la ribera del río.

Esta nueva y esperada reapertura, no obstante, ha provocado que los prematuros achaques de este edificio salgan a la luz. Algunos ya se podían observar desde fuera, pero otros se guardaban en el interior del que estaba llamado a ser todo un icono arquitectónico de la ciudad. Ibercaja, que es la encargada de su mantenimiento, dice que va a repararse, y que lo hará de inmediato. Según apuntaron fuentes de esta entidad, durante las próximas semanas se van a acometer los arreglos, aprovechando los trabajos necesarios para montar una exposición fotográfica prevista para finales de junio. Entonces está previsto que se monte una muestra de instantáneas de la agencia EFE relacionadas con los Juegos Olímpicos, aprovechando la cita de este verano en Río’2016.

Aunque sin concretar el presupuesto que se va a emplear, las citadas fuentes de Ibercaja señalan que las reparaciones servirán para arreglar los desperfectos que muchos vecinos han observado. La asociación Legado Expo ha criticado con dureza el estado de conservación de la estructura, que a su juicio presenta unas condiciones de "deterioro y abandono". Por ello, consideraron una "apertura fallida" el hecho de que se permitiera al público atravesarlo.

La falta de una actividad constante en el Pabellón Puente desde que terminó la Expo ha provocado que su mantenimiento tampoco lo haya sido. Los desperfectos empiezan en el exterior. Los cubos que reciben al visitante a la entrada desde la margen izquierda están totalmente vandalizados, y algunos de ellos cerrados mediante vallas o cintas. Además, algunas de las lamas exteriores del pabellón, que hacen de ‘piel’ del edificio, se han desprendido y no se han repuesto.

Ya en el interior, los principales problemas están en los revestimientos, tanto de las paredes como del suelo, que sufren daños en muchos puntos. También hay luminarias dañadas, falsos techos que no encajan bien... La exposición programada será el motivo perfecto para hacer un lavado de cara de un Pabellón Puente que costó 87 millones de euros, con un desfase del 63% con respecto al presupuesto previsto. Los usos culturales previstos están de momento paralizados.

Etiquetas
Comentarios